top of page
Buscar

19 años

Me ha tomado el insomnio

y yo he soltado a mis sueños.

Preferí ver mi sangre derramarse a escondidas

a que vieran mis lágrimas caer y me pudieran levantar.

Me he fugado como las estrellas,

he sido efímera pidiendo lo eterno.

Jamás conté la arena que caía en el reloj

mientras yo me ahogaba en su mar.

Yo cantaba como el canto de la sirena y me dejaba llevar,

allí donde van todas las botellas con cartas,

yo también tenía mucho que decir,

pero solo grite “tierra” después de sobrevivir

y me refería que allí podía florecer.

Me manché el alma de tinta

y solo la poesía me pudo limpiar.

Cambié el significado de las canciones

y valoré los latidos de los corazones.

Luché en tantas batallas

que perdí mi armadura,

el ganar no era clavar una bandera,

el ganar fue desnudarme,

quitarme el armadura,

ser libre sin ella.

Mi tratado de paz conmigo misma

no fue un contrato ni apretón de manos,

fue solamente sentirme en un abrazo.


Todo se vino abajo

y el golpe fue solo un impulso para volar.

Perdí a quien más amaba

y después de ella, me odié.

Mi vista se nubló para siempre

por las lágrimas que jamás supe derramar.

Tracé mi camino en heridas y piedras,

olvidé a las estrellas

y mi fuego solo eran las chispas de las cenizas.

Mi sonrisa era una grieta,

mis venas eran raíces,

yo caía como las hojas en otoño,

desvaneciéndome en el tiempo y espacio

hasta ser invisible, así como lo es el alma,

allí fue cuando nos colisionamos

y encontré mi esencia,

me gané al perder.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page