top of page
Buscar

Sin título

Ya no recuerdo cuantas cucharadas de azúcar le echabas a tu café,

como lo preparabas, como sabía.

Han pasado tantas mañanas sin escuchar el sonido de tu despertar,

pero jamás olvidaría aquella vida madrugadora.

Extraño las tardes jugando a la lotería

y nuestras conversaciones nocturnas en la glorieta,

aquellos días de ensueño,

aquella vida llena de ti.

La tierra necesita tus pies

y las plantas tu voz,

los pájaros posaban para contemplarte

y uno te estaba cuidando,

tú tratabas con tanto amor a las plantas

que hacías florecer en tiempo de sequía.

Es increíble tu magia que aún sigue sintiéndose,

aquella vida sin tiempo, tú sigues siendo el mejor recuerdo,

aquella vida sin días, tú sigues estando en el vivir.

He estado asimilando las cosas,

he aceptado demasiado

y solo me toca cambiar mi visión,

creer en lo que eres,

sentir que aún estás,

pensar que el amor verdadero jamás termina

y saber que me acompañas en éste largo camino sin ti,

como una luz, como una chispa, como magia, en tu alma,

como un latido, como un recuerdo, como un sueño, como un suspiro,

como una fuerza, como la motivación en mi corazón.

No te pediré que vuelvas

pues jamás te fuiste,

sé que tu cuerpo jamás volverá a mis brazos,

sé que nunca más podré ver esos pequeños ojos,

sé que, posiblemente,

nunca sienta lo mismo que me hizo tener una vida mágica desde niña,

sé que nos separa la distancia de la tierra al cielo,

sé demasiado sobre la muerte

y como nos roba los días,

pero tu vida aquí está,

puedo sentir tu alma.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page