top of page

Él

Él me grito “te odio” cuando estaba de espaldas,

pero recuerdo cuando me susurro al oído “te quiero”.

Él se fue después de decirme “ya no te amo”

y era él quien antes me alcanzaba para recordarme su “jamás te abandonaré, siempre te amaré”,

supongo que fue al revés, dejamos de ser los indicados.

Él me dio su mirada más fría

al cortarme con sus palabras,

pero antes me dedicó una mirada de amor

y me arregló cuando me confesó que de mí se había enamorado.

Él me hizo conocer el insomnio,

pero recuerdo cuando me hacía desvelarme por nuestras conversaciones,

el día se nos iba tan rápido

que íbamos a la noche para alargarlo,

pero se fue de mi vida

y comienzo a vivir en las tardes.

Recuerdo la noche que bailamos,

no necesitábamos de los reflectores,

las estrellas nos necesitaron para brillar.

Ahora estoy sola en la pista de baile

tratando de recordar nuestros pasos

y olvidando los tropiezos de nuestro camino.

Solo sé que ya no estamos

ni seremos,

él dejó de recordarme

y empezó a vivirse.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Narrativa

Te dejaré en los bordes de las páginas hasta que las uñas te desgarren de la historia, en tu alma no volverás a sentir ninguna caricia. No somos importantes, nadie tiene que saber nada, me eliminaré d

Comentarios


bottom of page