top of page
Buscar

16

Nuestros 16 nunca se sintieron mejor

como en aquella terraza,

la vista hacia las estrellas

nos daba las posibilidades para soñar,

es una lástima que no pudimos ser realidad.


Nuestros 16 nunca se sintieron mejor

como en aquel balcón,

la vida nocturna es más profunda,

el cielo oscuro siempre nos permite brillar,

jamás nos importaron nuestras ojeras,

la esencia estaba en las sonrisas.

Nuestros 16 nunca se sintieron mejor

como en aquella terraza y todas sus estrellas,

había algo mejor que contar,

atrapaste mi sueño

y dormimos juntos,

el despertar fue más brillante,

luego me tuve que levantar

para pintar aquello gris que dejaste.

Los 16 siempre será la edad de las ilusiones,

corazones de oro

entregándose porque creen que hay valor en el amor,

mi corazón solía ser rojo,

pero las heridas lo han hecho cambiar de color.

Mis ojos solían brillar como las estrellas

y tus ojos lucían como el faro

donde me gustaba encontrarme.


Tu silencio sonaba mejor

cuando las olas nos arrullaban,

mis palabras ahora hacen eco

y mis latidos solo se repiten,

¿Cuándo dejamos de tener algo para contarnos?


Hay demasiadas cosas que no sabía a mis 16,

cada ilusión sonaba como una plegaria,

siempre estaba tratando de creer,

¿fuimos reales o solo fui yo luchando por nosotros?

La luz de la luna era nuestro reflector

y solíamos creer que el mundo era nuestro.


Hay demasiadas cosas que no sabía a mis 16,

escuchaba tus latidos

y hablaba sobre el amor,

pero el corazón va más allá,

donde jamás pudimos llegar.

Mis latidos chocaban contra mi pecho

como si fueran olas golpeándose con las rocas,

aquella brisa de verano

estaba tratando que no nos secáramos

cuando llegara el otoño.


Mi corazón solía ser profundo como el océano,

pero nunca aprendimos bien a nadar ni a amar,

así que más de una vez evitamos ahogarnos,

ojalá hubiésemos podido hacer que el ritmo de las olas bajara

o que nuestros sentimientos disminuyeran.


Éramos muy distintos,

yo buscaba estabilidad y me aferraba a mi ancla,

tú te dejabas ir con el timón,

nuestro barco no aguantó,

así que fuimos náufragos

cuando siempre quisimos conocer el tesoro,

solo que temíamos no merecerlo.


El viento movía nuestros cabellos,

la brisa trataba de congelar aquel momento,

jamás podré olvidar aquella sensación de tranquilidad,

ahora cada huella que dejamos en la arena

está en una herida que el agua no supo limpiar.


Fuimos náufragos

y comenzamos a leer las cartas de las botellas que las olas traían,

porque queríamos encontrar inspiración en otros corazones,

¿el miedo era por estar en medio del océano

o porque estuvimos a un paso de acercarnos?


La vida siempre ha sido incierta,

pero en el amor solemos encontrar esperanza

y a veces en los abrazos del amante encontramos calma.

Queríamos disfrutar de las olas,

pero temíamos ser arrastrados.

Queríamos disfrutar del mar,

pero temíamos ahogarnos.

Queríamos amarnos,

¿Temíamos rompernos a nosotros mismos o al otro?


Siempre nos vamos a arrepentir de algo,

de lo que hacemos o de lo que no hacemos,

la diferencia está en que uno nos puede dejar rotos

mientras que el otro nos hará sentir el vacío,

sé que sabes a lo que me refiero

y realmente lo lamento tanto.


Tal vez tu mar me pudo haber limpiado,

creo que hubiera valido la pena habernos ahogado.

Preferimos robar conchas

que entregar nuestras almas.


A los 16 nos podemos enamorar,

pero hubo tantas cosas que desconocíamos

así que no supimos como hacerlo durar,

si queremos la profundidad, tendríamos el océano,

si quisiéramos el infinito, tuviéramos el universo,

si realmente nos hubiéramos querido ¿qué tendríamos que haber hecho?

Por un segundo creí que eras mío,

pero crecimos entre las olas,

solo idas y venidas,

te grité “quédate”,

pero el viento se llevó a otra parte mis palabras

y nos perdimos entre aquello que no supimos decirnos.

Nunca seré de nadie,

me ha costado mucho ser mía,

nunca llamaré a nadie “mío”,

crecí entre la libertad del mar,

siendo presa de los desastres

que creemos poder controlar.


Mis ilusiones a los 16 sonaban como plegarias,

porque nunca fuiste mío,

no realmente.

 

Dejaré aquí la canción (cover) de la gran Mali-Koa, Show Me Love, porque para mí en esta historia contada a través de la poesía tiene sentido.



Y aquí dejaré el vídeo oficial



 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Soy lo que quedo y no sucedió. Soy el colapso y los escombros. Soy la veleta clavada tratando de remover algo en mí, ¿hay algo en mí? Soy el pájaro que cayó y destruyó su nido, sin bandada ni direcció

Representas mi gratitud y mi esperanza, conviertes mi ser en un torrente, nunca he estado mejor. Haces sonar lo cristalino del viento, con tu vibra vuelves todo vida, tus cantares estallan como los cú

Llévate el fuego y déjame las brasas, no, espera, al revés mejor, no, está bien, lo que sea, solo haz que quede algo. Llévate la ilusión y déjame la esperanza, se hace trizas, pero aún brilla. Llévate

bottom of page