Buscar

Gideon

No sé si crecí

o realmente tomaste una parte de mí.

Tal vez fue mi culpa,

dejé de zarpar en el barco,

pero me sigo sintiendo perdida,

¿me quedé en una parte del océano

aun cuando estoy en un desierto?


Estoy segura de lo que siento

y de lo que no siento,

pero, ¿qué demonios le hiciste a mi corazón?


Perder tu rastro no cambió mi camino,

encontrarte no cambiaría nada,

solo pudiera compartirte (de) mi vida,

pero ni siquiera le entiendes a mi poesía,

no tengo nada por entregar

y preferirías mi ausencia que mis vacíos,

está bien, no voy a expresarme mal,

tal vez solo en un bar, pero ninguno de los tomamos

y dicen que yo suelto todo,

no lo sabes, pero me costó dejarte ir de mí,

dejar de sentir(te) rasguñó una pieza de mi roto corazón,

pero tratar de aferrarme solo le pone sal a mis heridas

y no sé si algún día pueda tomar un tequila,

ojalá llegue a estar muy dolida en ese entonces, me dejaste entumecida.


Apagaste una llama,

no estoy ardiendo en el infierno

ni adorado las cenizas que dejaste,

sabes que si hay poca tinta,

la usaré toda,

ya no me desgasto

con lo que (me) terminó.


No tenías que marcharte entre el humo,

de todas formas iba a cerrar los ojos

mientras tú te marchabas

o igual iba a escuchar a tus pasos alejándose,

el silencio

me dio otro ritmo,

se perdió entre tantos latidos,

ya no lo lleva mi corazón

y ya no me interesa tu amor.


Hubo un tiempo en que tenía nostalgia y arrepentimientos,

que bueno que lo sufrí en ese momento para ya no seguir sintiéndolo,

se cerró la herida cuando dejé de poner puntos suspensivos,

hay un punto después de la G que ni siquiera puedo continuar con tu nombre.

Creo que la última vez que te vi

fue en aquella gasolinera cerca de tu casa,

le estabas poniendo aire a las llantas de tu camioneta,

pero sigues conduciendo igual

y temo que algún día tengas un accidente

tal como lo soñé alguna vez,

tus amigos dicen que es muy probable,

¿amas la velocidad

o solo quieres sentir algo?


Solo sabes calcular

cuando se trata del billar

y entre mis dardos, ojalá jamás te sepa dar.

No sé nada de tus videojuegos

ni de los automóviles,

jamás entendí tu mundo

y no te sabes explicar (ni expresar),

jamás creí que fuera algo patético,

¿puedes decir lo mismo?


Jamás puede entender tu mundo

¿no es sorprendente que estemos fuera de nuestros mundos?

¿no es sorprendente que me sacabas de órbita?


G,

no sé si cambié por mí

o moviste algo en mí,

supongo que la vida pasó

sin importar quien se fue(ra).

No sé si realmente tu sonrisa era la más bonita

o solo era que se parecía a una de mis alegrías.

Las estrellas en mis ojos

y la luna menguante de tu sonrisa,

que importa la astronomía compartida

si tú siempre quisiste ser el sol y ser el todo,

siempre fuimos dos mundos separados,

la alineación de mis lunares

me dice que no debo de forzar nada,

pero las cosas se complican a veces

y siempre acepté las consecuencias de ti.

Siempre fui azul

y siempre fuiste rojo,

somos daltónicos ahora,

aunque puedo ver tu imagen

ya no representa nada ante mí,

no siempre fue así.


Siempre hubo algo en ti

que jamás pude descifrar

y entre mi poesía

me alejaba de la esencia

por la maldita musa

en la que te convertiste.

Mi corazón trató de florecer,

pero las rama se enredaron

y las espinas me tocaron

hasta sentirlas más a ellas

que aquello que latía en mí.


Se oscureció tu cabello

y yo aclaré el mío,

no somos distintos por eso,

pero indiscutiblemente cambiamos

y a pesar de todo, estoy bien con lo que soy

aunque no exactamente conmigo misma hoy desde hace años.

En su tiempo,

jamás quise que se apagara la llama,

pero tampoco podía quemarme solo por quedarme,

¿toqué el fuego solo para sentir

o para que dejaras una marca en mí?

G,

sé que no eres tú

porque escuché The 1

y no pensé en ti,

tal vez porque en aquel tiempo

no estábamos en nuestros 20’s

y seguramente en tu anterior cumpleaños no escuchaste 22

de todos modos ¿quién es Taylor Swift?

G,

sé que no eres tú

porque cuando escuché The 1

no pensé en ti,

si mis deseos se hubieran hecho realidad,

no hubieras sido tú aquel ser,

tal vez luego lo sabré

o tal vez luego lo conoceré,

no lo sé, pero sé quien no lo es.


Una vez me preguntaste por mi deseo de cumpleaños

y solo me reí mientras me negaba,

me limité a decir que agradecía que mi anterior deseo jamás se cumplió,

preguntaste que si tan malo era

y no fue realmente así,

solo que a veces maldecimos por deseos sin realizarse

cuando es lo mejor que pudo suceder,

jamás pensé en ese momento que algún día me iba a referir a ti

y estoy bien por como he (sobre)llevado mi vida,

estás en la poesía

y es parte de mi vida.


Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle