Buscar

Empiezo a olvidar tu voz

así que repito tus palabras

para sentir que aún estás.


Los años que pasan

restan partes de ti,

pero el vacío sigue intacto.


Sé que tus flores favoritas

eran las rosas,

pero no puedo recordarte sostenerlas.

Sé que tu color favorito era el verde,

pero la naturaleza se empieza a desteñir,

he llorado esperando que mis lágrimas sean el agua

que podrá hacer florecer,

pero creé una piscina donde me ahogué.

Sé que tu número favorito era el 9,

quisiera recordarme a esa edad junto a ti.


Sé que tu carta de lotería carecía de un corazón,

no importa cuantas veces gané

si tus latidos se perdieron ayer.


Sé que tu carta de lotería tenía un borracho

y tuviste problemas con el alcohol,

te conocí en sobriedad,

pero él seguía sosteniendo la botella,

ambos cayeron por el dolor de un hijo.


Sé que te vestías de colores neutros

y te dolía desnudarte

por las cicatrices de tu pecho.


Sé que tus ojos eran cafés

y espero no olvidar los aprendizajes

de tus ojos sobre mí.


Sé que jamás pudiste dejar la coca-cola,

tal vez podría encontrarte en su sabor,

pero desde hace dos años perdió su gracia en mi gusto.


Sé que amabas las plantas

y todavía puedo verte regándolas,

pero el jardín se ha secado

desde que estás debajo de la tierra.

He estado borrando demasiados recuerdos

y desearía que solo fueran los malos momentos,

pero he olvidado demasiado

como para dudar si he vivido,

me aterra olvidarte.


Sé que amabas a las aves

y temo algún día no poder usar mis alas.


Sé que amabas aquella mecedora

y tengo miedo que tu recuerdo me mueva

a donde puedes perder el ritmo de nuevo.

Se han ido borrando demasiados recuerdos

y me aterra demasiado olvidarte,

sé lo mucho que te amaba

y las sensaciones que solías transmitirme,

espero que esa seguridad pueda salvarte en mí.


Puedo recordar ciertos detalles,

algunos momentos,

pero ha sido más lo que he ido olvidando,

temo algún día solo recordar que existías.


Solo tengo 21 años

y no conservo mucho de ti,

me aterra envejecer como tú

y darme cuenta que ya no queda nada de ti en mí.


Me he acostumbrado a tu ausencia,

pero no soportaría un recuerdo vacío de ti.


Sé los pasos que me separan de tu casa,

pero no sé cómo se sentía el hogar

cuando tú abrías la puerta.


Lloré mientras hablaba de ti

porque no puedo recordar tu voz.


Sé lo mucho que te amaba

y tal vez es lo que vale la pena recordar

para saber que jamás te podría olvidar.


Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle