top of page
Buscar

Sé amar,

pero aún no me he enseñado completamente a demostrarlo.

Sé expresarme,

aunque he olvidado decirlo de frente.

Sé querer,

pero he olvidado que muchas cosas son simples caprichos.

Sé amar con todo mi corazón,

pero aún no sé como demostrar un simple cariño.

Sé gritar,

pero aún no me escuchan.

Sé susurrar.

pero prefiero susurrar pensando en lo que debería de haber dicho.

No sé como romper un silencio,

pero sé cómo arreglar con mis palabras.

Sé abrazar ,

pero aún no los hago aprender por que es tan importante ser abrazados,

es estar a salvo en los brazos, es tener el alma sana.

Sé hablar correctamente,

pero se me olvida que una mirada puede ser más sincera.

Sé reír ,

pero a veces mi alegría es siendo sentida en silencio.

Sé sonreír,

pero a veces mi felicidad es un secreto y una sonrisa me delata.

Sé como es ser humana

aunque a veces soy cruel.

Sé como es ser agradecida,

a veces lo que olvido es estar arrepentida.

Sé como soñar,

pero no sé donde se haga realidad.

Quizá sepa como conquistar,

pero aún no sé estar enamorada.

Sé vivir,

pero he olvidado que la vida pasa

y yo no me quedaré a disfrutarla.

Sé morir,

pero necesito aprender a darlo todo

para que la muerte tenga miedo de recibirme,

porque sabrá que lo entregué todo

y que ya no tengo nada más que perder,

habré ganado todo,

así que no me podrá vencer.

Sé demasiado,

pero me hace falta todo.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page