top of page
Buscar

Así

Hace unos días salí con Bailey

y parte de la calle estaba llena de plumas,

durante toda esa semana todo lo que fui al estar fuera de casa

fueron plumas, de distintos tamaños y pájaros,

me entristecí en un llanto que no puedo explicar ni llorar,

pero todo se siente así, desplumado,

perdido y desesperanzado.


Hoy mientras la paseé,

parte de la calle estaba llena de botellas rotas,

anduve caminando con cuidado para no cortarnos,

y al caminar me sentía justamente así, herida,

afligida.


Hace unas semanas

en la caminata diaria con Bailey

aunque había llovizna

ninguna gota le cayó a mi cuerpo,

es como si solo hubiese sido un fantasma

en una calle mojada.


No sé cómo me siento

ni por qué me siento así,

solo sé que lo siento

y no tengo otra clase de sentimiento,

¿qué vienes a enseñarme a mí?

aún no aprendo a vivir porque te clavas aquí

y no tengo más a dónde ir.

 

Pasear a Bailey es mi parte favorita del día, incluso detengo mi lectura de poesía y cafecito frío, que es mi pan de cada día, la delicia de mi vida. Aun si me llego a sentir mal, es un momento donde creo y digo que todo está/estará bien, claramente, es el momento favorito de Bailey y que esté feliz, produce la serotonina en mí, supongo.

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page