top of page
Buscar

El principio de mí

Mi nombre con sus letras,

mi camino con sus piedras,

mi cuerpo con sus cicatrices,

mis heridas con sus historias de guerra,

mi pasado está con los recuerdos

y mi futuro estará con mis sueños.

Mi cara es como cualquier otra,

mis ojos están puestos en algún lugar.

Mi sonrisa a veces es invisible

y en ocasiones yo soy tan invencible,

o quizá sea al revés.

Fui arquitecta

de mi propia destrucción.

¿Cómo he llegado hasta acá?

Caminando y tropezando.

¿Qué me hace ser yo?

Las transformaciones de los años,

cada suceso del pasado,

aunque yo ya lo haya olvidado.

No soy mi rostro,

no soy mi cuerpo,

no soy mi edad,

no soy mi nombre,

no soy como mis familiares

ni siquiera como mis amistades.

Soy yo,

una chica más en este mundo,

haciendo la diferencia

en un mundo igual.

Soy pedazos, soy pasado,

soy actualidad y mi realidad.

Soy mi sonrisa, soy alegría.

Soy como mi poesía al medio día

y como la melodía en la vida.

Soy mi llanto tranquilo y mi tristeza sin calma.

Soy mi triunfo y un fracaso.

Soy mi mejor amiga y peor enemiga.

Soy la luz y soy mi oscuridad.

Soy mi realidad, soy una verdad.

Soy instantes y soledad.

Soy mil sueños y alguna pesadilla,

en fin…

y esto solo es el principio de mí.

Hay tantas cosas

que me hacen ser la misma persona,

solo soy un pedazo, la pieza maestra,

no una obra completa,

pero en mí hay arte y he pasado por el desastre.


He sido nada, he sido todo, he sido algo y más,

soy mucho para algunos y poco para otros,

pero me he descubierto lo suficiente

para darme cuenta que lo soy todo para mí.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page