Buscar

Café

El jueves fui a una cafetería

y se equivocaron al tomar mi orden,

que desorden,

tuve que beber algo diferente,

me gustó,

no me quejaré de no haberlo pedido antes,

lo importante es que sucedió,

no importa a lo que me esté refiriendo justo en este momento.


No era frappé

ni latte,

dije que estaba bien,

agradecí y sonreí,

me dijeron que lo cambiara,

pero no era un problema,

el problema es alzar la voz,

aunque fui a esa cafetería a charlar

con alguien que no veía hace más del año,

para ponernos al día a ver si le entendíamos a la vida, no.

Siempre pido café frío,

así que dejé que se enfriara un poco,

esperar a veces hace bien,

no me arrepentí esa vez,

dio justo en el punto,

buen sabor.

Ahora ya no sé que voy a pedir

cuando vaya a una cafetería,

posiblemente lo de siempre

y no sé si es por fidelidad o terquedad,

es temporada de tauro,

seguramente solo ellos tienen la razón,

yo ya no lo sé.

Solo para el café tengo plan b y c,

ojalá la vida fuera un café preparado

o tan solo yo pudiera estar preparada para pedir un café,

a veces bebo un café pensando en la vida

y tratando de saber que hacer conmigo misma y mi vida.


A veces el café no sabe nada,

solo a recuerdos

y lo bebemos como si estuviéramos sedientos.


A veces el café no sabe nada,

solo a recuerdos,

si he perdido el sabor,

¿por qué aún conservo el gusto?

El café de mis mañanas

lo bebo en un vaso con tapa

en vez de una taza,

por si no me lo termino,

poder guardarlo

y en la tarde continuarlo,

siempre preparada,

aunque no sé para qué.


Hace un par de días,

en mi cumpleaños solo bebí la mitad de mi frappé,

había vomitado antes de beberlo

y tenía miedo de volver a hacerlo,

bebí tranquila, solo lo que pude,

Aldair, como buen hermano,

me hizo no preocuparme,

lo bebió y brindó,

no tenía tantos ánimos como para decirle

“¿no qué puro café caliente? mamón”.


El jueves perdí gran parte de mi personalidad,

si ya no soy quien bebe café frío, ¿quién seré?

Bueno, ni modo, ¿vamos por un café?

 

Aquí la prueba del café, también dejaré una foto mía donde al dar un sorbo dije “pero quiénes somos nosotros para juzgar”, mientras mi compa me estaba contando algo, salud.




Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa