top of page
Buscar

Ella

Ella lo mira temblorosa

y con el alma hecha un desastre

está decidida a seguir con otros

porque no es alguien que se pueda quedar.

¿Cuántas noches te quedarás?

Necesito pagar mi alquiler.

Tú pones el alcohol para que dure toda la noche

y yo pondré mis lágrimas con colillas de cigarros

para olvidar que así es mi vida”.

El humo son sus lágrimas,

ninguna caricia puede arreglar el alma.

“No sé como amar,

mi corazón no se puede abrir,

pero me desnudaré ante ti,

llega a donde quieras llegar,

toca mi cuerpo, recorre tu piel,

solo soy huesos y una cara olvidada para mañana”.

Ella se levanta de la cama

y trata de recordar su casa,

aquellas paredes rosas

y un techo soñador,

una vida inocente

y un corazón a salvo.

Ella se despierta y piensa

“¿Cuántas noches más?

¿Por qué no puedo ser menos mía?”

Ella es una obra de arte dañada por tantas manos,

ha sido señalada por tantos dedos

y amada por los demonios,

el infierno sabe prender por el fuego de ella.

Ella se esfuerza por complacer

pero ha olvidado lo que es disfrutarse.

Aprendió a dejar ir,

tiene miedo que nadie la acepte,

así que pone su mejor maquillaje y una máscara,

arregla su vestimenta y se rompe más,

y finge que no pasa nada.

“¿Cuántas noches más?

Quiero caminar en vez de que me recorran.

¿Cuántas noches más

tendré que ser de todos, menos mía?”

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Comments


bottom of page