top of page
Buscar

Sigo

Sigo tropezándome contigo

solo para saber si vendrás a curar las heridas

que me causas,

pero solo tropiezo con tu fantasma

y jamás puedo atravesar tu alma.


Sigo tropezando con nuestras piedras

solo para recordar quien tuvo la fuerza,

ellas tienen mi sangre,

más de lo que pudiste conseguir.


He dejado los hilos colgados

para saber si prefieres coserlos

o ahorcarte en ellos,

tal vez pases como si nada,

como siempre.


Las piedras siguen con su filo,

pero tú siempre preferiste el cuchillo.


Nunca soporté ver una costra en mí,

siempre me la arrancaba,

a veces no dejaban huella,

otras veces la sangre era todo lo que me dejaba,

pero tú eres esa marca que no puedo dejar intacta,

necesito que desaparezcas o tomes otra forma para luego romperme.


Sigo tropezando con tus letras

para caer en una poesía

que nos pueda atrapar,

pero no te puedo alcanzar,

tantas poesías y nunca te hice mío.

Ojalá algún día mi corazón pueda seguir hasta encontrar a otro amante,

que ya me cansé de escribir sobre el desamor a un amor no vivido.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com


Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page