top of page

Vida

Dejaste tanta vida en mí

que mi cadáver está explotando,

la carroza lleva la kalopsia

y me lleva a tu alma

cuando ya no puedo hacer nada,

solo imaginar el vivir

que quedó en mi sentir.


Fúnebre corazón,

¿dónde están mis fantasmas?

ojalá en esta alma

existiera vida

para poderse entregar a ti.


Dejaste tanta vida en mí

que mi cadáver está explotando,

la carroza está llena de rosas

y se marchitarán

no sin antes mancharnos con su tinta,

allí quedará eternamente esto,

cada pétalo caído

será un latido en el viento,

no dejes morir esto.


Yo podría entregarte toda mi vida,

renunciar a mi muerte,

que la eternidad se hace trizas

y cabe en tu sonrisa.


Tú has estado tejiendo con nostalgia la red

para que yo caiga en el olvido,

pero serán mis mariposas amarillas

quienes apagarán al sol

y me recordarás

y de eso no escaparás,

así como tú dejaste tanta vida en mí

hasta hacer explotar a mi cadáver,

tú me extrañarás hasta en tus huesos

y no podrás ignorar eso.


Estoy viendo toda nuestra vida pasar,

quédate por favor,

aún nos podemos salvar,

espera, si veo toda nuestra vida pasar

¿es porque ya no hay más?

deja de esperar y ven,

puedo darte lo mejor de mí

o nunca volver a ser así,

esta es la última oportunidad.


Te quiero hasta morir,

tengo el corazón colmado de ti

y no me queda más que revivir

para volver a ti,

porque quererte lleva todos los corazones

de todas mis vidas hechas

y por haber,

para ser,

para mantenerte

y para perderte,

porque tu alma olvidó la vida

de nuestra reencarnación,

tendré que romper el acuerdo

y cada recuerdo,

tu vida está yéndose conmigo,

¿será tu muerte o la mía?

espera, aún hay tiempo,

formemos con la cera

lo que tu fuego desvaneció,

tengo una vela por cada estrella

y una eternidad que recién empieza.


Dejaste tanta vida en mí

que mi cadáver está explotando,

estoy viendo todos nuestros recuerdos pasar de largo

en nuestro corto camino,

ya vendrá otra vida

donde nos atrevamos a sentir y vivir,

estaré ahí.


Me está doliendo la vida

por no poderte vivir

y mi esperanza se hace trizas,

ya no cabe en tu sonrisa.


Dejaste tanta vida en mí

que mi cadáver está explotando,

nos tomó un tiempo conocernos,

por el resto de mi vida te echaré de menos,

por un tiempo intentaré olvidarme de ti

y en el último recuerdo pondré resistencia,

un salto al vacío que nos unirá en el abismo.

Entradas Recientes

Ver todo

Tormenta eléctrica

Ahora me hago pequeña con las tormentas eléctricas, es un miedo infantil que obtuve a los 23 por una madrugada de septiembre donde todas mis ventanas cambiaron el paisaje a un cielo ardiente. Cada nub

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, usé solamente representaciones para nuestro caso y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. Debido a las lágrimas mi sangre se mantuvo fresca, cada lágrima

Comments


bottom of page