top of page
Buscar

A mi propio ritmo y sin pulso

Harta de este infierno

que no necesita llamas,

¿no es necesario el vapor

para que ande el motor?

es decir, ¿por qué ardo

sin que haya fuego?

Harta de este infierno sin quejidos,

¿es tanto el dolor que los demonios

no pueden encontrar ni evocar ninguna palabra?

curioso cómo se forman los nudos en la garganta

cuando encontramos un hilo,

¡aterrador silencio,

no puedo expresar esto!

Harta de estas tinieblas

que sacan a relucir lo peor de mí,

¿en dónde está mi alma

cuando necesito creer que

realmente existe algo bueno en mí?

Me sostienen mis penas

y saco a bailar a mis tristezas.

Parece que mis latidos van

en una marcha fúnebre,

a mi propio ritmo

y sin pulso.

Harta de este círculo impío,

harta de este vacío,

¿por qué un ser inexistente

debería buscar referente?

no hay sentido

ni nada que esté más allá de él,

¿acaso hay algo en mí?

Harta de este infierno

que no necesita de llamas,

todo lamento renace de nuevo,

yo nunca muero aunque inmortal no soy,

tampoco vivo, ¿de qué va este juego?


Todo lamento renace de nuevo,

la voz se apaga para reflejar el llanto interno,

¡aterrador silencio,

no puedo expresar esto!

Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page