top of page
Buscar

Ayer, hace varios días

Ayer el cielo se puso naranjita,

me detuve observarlo

esperando un cambio,

un tono más,

pero daba igual,

era el mismo color.

Parecían pinceladas

que jamás terminaron su objetivo,

luego todo se oscureció,

¿el pintor se consumió?

Luz tenue,

jamás fue un atardecer,

las nubes no estaban en llamas,

el cielo jamás ardió.


El sol ya estaba oculto

y yo estaba esperando ver cómo se escondía,

lo vi de alguna forma

aunque no era lo que esperaba.

Me senté frente al mar,

observé cada ola,

observé cada nube,

sentí la brisa,

sentí cada pincelada,

sentí mi sonrisa,

pequeña felicidad.


Me di un tiempo

para contemplar el cielo

y en esa pausa, regresé a mí.

Ayer el sol se quiso poner naranjita

en un atardecer que era azul,

jamás vi el sol

ni ninguno de sus rayos,

solo nubes que parecían pinceladas.

Dicen que el atardecer enseña a dejar ir,

pero en esta soledad nos cubren las estrellas.

Dicen que el atardecer enseña a dejar ir,

¿el alba es solo una esperanza?


Luz tenue,

jamás fue un atardecer,

las nubes no estaban en llamas,

el cielo jamás ardió

así que el fuego de las estrellas lo alimentó.


Esperé un atardecer

y no era colorido como deseé,

¿por qué lo sería si el sol está queriendo apagarse?

¡Qué belleza de tarde!

Esperé un atardecer

y no llegó como tal,

solo su hora transcurría,

la mayor parte del cielo era azul,

no me quedo más que vivir el momento y sentir

aun si estaba esperando el más bello atardecer,

disfruté y no me decepcioné,

ojalá así funcionara el resto de la vida.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page