top of page
Buscar

Azul inmenso

El azul inmenso del cielo

ha estado ahogándome,

ante su claridad

me siento con vulnerabilidad,

sé que he estado provocando una tormenta,

las nubes han estado deshaciéndose

como si fueran olas

contra las rocas

y la brisa trata de llegar al desierto,

pero entre soplidos me quedé sin aire

y entre las suplicas sin lágrimas.


No sé a dónde me llevará

esta mirada que no me mira,

no sé donde estoy

desde que no soy yo.


Encontré la calma en un cielo,

su suavidad se sintió como balas

tembló por el gatillo que jale

y me paralicé por el sonido,

traté de no hacer ruido

mientras lloraba.


La arena arde más

que mis cenizas,

un ave clavó sus garras en mí

y se arrancó de sus plumas para regalármelas a mí,

dijo que mi sangre podría hacer sangrar al cielo,

así que ya no quiso volar,

pero ya era demasiado tarde

y huyó en el atardecer,

el cielo rojizo se pintó de gris.


Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page