top of page
Buscar

Cabellera rojiza

Cabellera rojiza,

tú fuiste quien pintaba al corazón.


Cabellera rojiza,

teñiste todas esas rosas rojas

con el color de tu cabello y con lo que había en tu sangre,

pero derramaste vino tinto para ser inolvidable.


Todas esas rosas rojas

tienen tu color,

¿cómo te arrancarán de la raíz?

Parece que siempre estarás ahí

y alguien se pinchará con las espinas

solo para sentirte ahí.


Cabellera rojiza,

el sol se pintó en ti,

tus pecas han sido las estrellas

que tanto hacen soñar sobre lo escrito en ellas,

¿puedo leerte en braille

o un baile será suficiente para sellar la historia predestinada?


Cabellera rojiza,

perdieron la cabeza por ti,

¿puedes mostrar algo de misericordia?

Por lo menos haz que su sangre tenga algo de valor entre todos tus diamantes.


Cabellera rojiza,

hay fuego en ti

y se pierden entre tanto humo,

las chispas se convirtieron en pecas,

son marcas de tus errores por jamás compartir de tu luz,

pero tu amante tocará tu piel,

vestirá a tus pecas con sus caricias

y tú olvidarás que ellas son las lágrimas de alguien más,

quedándose en tu piel, guardándose en tu ser.

Cabellera rojiza,

tu cabeza en lo alto

era quien prendía a los atardeceres

y tu cabeza agachada le permitía a tus pecas ser las estrellas del anochecer.


Cabellera rojiza,

¿qué será de ti cuando tu cabello se oscurezca,

podrás ser libre por fin

o se debilitará tu ser?


Los rayos del sol eran pinceles sobre las mechas de tu cabello,

pero tú ya eres arte ardiendo.

Confundieron tu piel pálida

con la porcelana,

es una lástima que lo único intenso en ti haya sido tu cabello.


Cabellera rojiza,

tú solías pintar los corazones,

ahora ni siquiera hay bocetos.


 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page