top of page
Buscar

Cementerio

He estado viviendo en un cementerio,

siempre se siente una niebla sobre él

y no importan los rayos del sol,

no hay nada que pueda partirlo.


Las palabras del epitafio

te dejan en silencio,

el imperio cayó

y en cada tumba

reina una ausencia,

me inclino hacia a ti

esperando sentir un beso en la frente

y solamente siento la brisa de la niebla que dejaste.


He estado viviendo en un cementerio,

retumba el eco

y aún se escuchan los pasos

de alguien que jamás llega

y soy yo quien se acorta

en tu interferencia.


He comprado flores artificiales

solo porque no soportaría verlas marchitarse.

Solíamos vivir en un gran jardín

y ahora la maleza cubre tu tierra,

me enredo entre sus ramas

para sentirme en el abrazo que no me das.


¡Bienvenido a este camposanto!

hay más esperanzas en los campos de batalla.

¡Bienvenido a este campo santo!

siento como la vida se me está yendo,

pero estoy muy ocupada visitando tumbas

mientras huyó de mi cadáver,

no puedo hacer nada, más que esperarte.

Algunas tumbas lucen como si fueran trofeos

¿me puedes decir de qué me perdí?

huelo a cementerio,

siempre me estoy pudriendo por dentro.


Sigo escucho los pasos

de alguien que jamás llegó

y sigo el sonido

hasta escuchar mi grito.


Déjame si quieres,

eso no cambiará que terminarás acá.

No me dejes aquí,

me parte el corazón

sostener tu fantasma.


He estado viviendo en un cementerio,

siempre hay una niebla sobre él,

un pasado contenido

te deja tendido

sobre un epitafio

grabado con la premonición

que ignoraste en un sueño

y ahora no puedes despertar

nunca más.


Entre tantas cruces

no sé dónde quedó Dios,

porque yo le pedí que te quedarás conmigo

y ahora no puedo salir de este cementerio.



Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page