Buscar

Concédeme el conocerme a profundidad

No me preguntes cuál es mi color favorito,

porque es tan simple,

que solo contestaré,

pero no descubrirás el color que me pinta

o cual es el que tiene mi vida.

Quizá si cambiáramos la forma de preguntar

y fuéramos más allá de lo simple,

pudiéramos descubrir lo indescifrable de una persona.

Si me preguntas cuál es mi color favorito del cielo,

me pintarás una sonrisa

y no hablaría del color,

contestaría algo tan diferente

que me hace el mismo cielo.

No sería una respuesta corta,

porque la pregunta fue tan profunda.

Te diría quien quiero comenzar a ser en el amanecer

y como sus colores me llenan de vida,

que es lo más bonito que puedo ver en las mañanas

y me permiten que mis ojos se llenen de alegría por todo el día.

Te diría en quien me transformo en el atardecer

y como los colores me regresan la esperanza

o dejan que se vayan mis problemas,

permanece mi sonrisa

y pertenezco a ese espacio.

Te diría como acabé siendo en el anochecer

y que es lo que admiro de su ser.

Creo que el color del cielo

es tal cual debe de tener,

es mágico que parece tan irreal de ser,

ningún pintor pudo hacer una obra mejor.

No me preguntes desde cuándo me empezó a llamar la atención el cielo,

honestamente no sé la respuesta

y me llevó años descubrir que es lo que veía.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa