top of page
Buscar

Corazón de cristal

Desearía tener un corazón de cristal,

así podrías ver a través de él,

aunque después puedas romperlo

o brindar con él.


Noches de insomnio,

cada oveja sabe de ti,

no le estoy pidiendo deseos a las estrellas,

no sé cómo es realmente la realidad,

tal vez si todo fuera de cristal

podríamos reflejarnos sin distorsionar la imagen.


La dimensión del espejo

y la distancia de nosotros,

eres la imagen que no necesito ver

para poder dibujarla.

Bordamos estrellas,

pero abordamos submarinos,

buscamos cualquier profundidad

aunque tememos entrar.

Calienta mi corazón un poco,

pero congela este amor,

haz que dure un poco más.

Abrígame el corazón,

aquella tela puede servir como vendaje si lo rompes,

pero confiaré en la raíz del latir

aunque no florezca tanto en el sentir.

Iniciaste un fuego,

ardiendo en cada chispa,

encontraré valor en las cenizas

y aquel reloj de arena caerá

cada vez que veamos una estrella.

Correré en círculos,

pero no trataré de escapar,

no busco el infinito,

me parece suficiente un momento,

lo que duran son los recuerdos,

pero si quieres vivir no seré yo quien lo matará.

Jamas he sido alguien de corazón abierto

y sé lo sabes,

pero puedes ir a través de los latidos

hasta que los sentimientos a ti lleguen.


No pensaré llegar en algún lugar

pero tampoco voy a frenar.

Desearía ser un corazón de cristal,

más trasparente

que resistente.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page