top of page
Buscar

Corazón solitario

Estos últimos siete meses

no he dejado de pensarte,

el encierro logró percatarme

que estabas atrapado en mi mente,

así que desde que te perdí no he sido libre.


No he dejado de pensar

en la historia que dejamos atrás

y en mis mentiras para continuar,

todo es tan frágil

como el corazón que dejé rompiéndose.

Jamás me di el tiempo de sanar,

salté como un latido

y caí en mi corazón vacío.

Jamás me puse en tu lugar,

así que el vacío de tu lado

no me parece extraño,

tal vez siempre quise tener la razón,

pero seré la primera en admitir mis errores.

He construido un corazón solitario

por todo lo que he destrozado.


Jugué con todas mis cartas

y jamás te escribí una,

si el juego acabó

¿quién soy yo además de una perdedora?


Todas las páginas en blanco

se llenaron con nuestra sangre,

la historia de nuestras heridas

nos hizo la despedida,

cosimos el libro

en vez de nuestras heridas,

pero seguimos atados por ellas.


Corrimos por las vías,

pero nos aferrábamos a la vista de las ventanas,

aquella vida que veíamos mientras se iba.


Vivimos entre estaciones,

conozco todos los horarios de los trenes para marcharme,

pero no sé sobre el momento para acercarme.


En todo este tiempo

no he dejado de pensarte

y me doy cuenta que jamás dejé de quererte,

lamento haber dejado de expresártelo

porque hasta yo me engañé creyendo que te había superado.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page