top of page

Déjame

Déjame desintegrarme en la tierra santa,

tal vez mis cenizas se conviertan en algo más

y pueda florecer por primera vez,

después de tantos intentos fallidos

y de siempre haber sido alguien que solo se marchitaba.

No te estoy pidiendo que te quedes,

solo que me dejes ser,

tal vez por primera y última vez,

estoy abriendo mi corazón

para que sepas que el tuyo

no es el único que está roto.

Déjame desvanecerme

hasta que solo quede mi sombra,

aquella que te persiga.


Déjame desvanecerme

hasta ser un fantasma,

aquel que te acompaña a las 3:00 a.m.

Déjame como aquel dinero perdido en el sofá,

porque cuando me encuentres te darás cuenta de mi valor.

Déjame estar en un sueño, me iré al despertar

y la realidad volverá a arroparnos por el frío de nuestra ausencia.

Déjame ser en el silencio,

que no todo está en mis palabras o poesía.


Pero sé que si estoy en una canción

le pondrás pausa o la saltarás,

pero déjame ahí,

sé que volverás por mí.

No te estoy pidiendo que te quedes,

ni siquiera te estoy pidiendo por una oportunidad,

¿sabes qué? Mejor olvídalo,

pero déjame estar en tu mejor olvido.


Déjame

o quédate.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page