top of page

Días, vida

Todos los días solía ver el amanecer desde mi ventana,

mis ojos se impresionaban al contemplar tanta belleza,

las expresiones del cielo,

los sueños que tiene la madrugada

y como se convierten al despertar: en el amanecer.


Tú eras el sol de mi vida,

quien con sus rayos pintaba los espacios

tratando de llenarnos,

con quien con su luz hacía los colores más brillantes,

quien entregaba esperanzas cada mañana

al decir “no importa la oscuridad de hace horas,

ahora es tu tiempo de encender tu luz

y hacer un día brillante”.

Yo solía ser un desastre antes de conocerte,

al descubrirte,

yo supe lo que era hacer arte

y mis ruinas se convirtieron en un jardín floreciente.


Tú eras el sol de mi vida,

quien pintaba mis mañanas

y me dibuja sonrisas

en donde solo había lágrimas.

Quien me hacia levantarme con alegría

y agradecer cada día.

Quien en vez de hacerme dar el primer paso

con el pie derecho,

me hacía dar mis mejores pasos de baile cada mañana

y sacudirme todo lo malo que podía llegar en ese día

y en mi vida.

Tú eras el sol,

quien con tus rayos,

encendiste lo más profundo de mí.

Quien con sus rayos de luz,

encendieron lo que había estado apagado.

Tú me resucitaste,

pero a la vez,

yo no podía morir sin conocerte,

porque no hubiese sabido lo que era realmente vivir.

Yo esperaba ser la luna,

quien te haría hablar con el cielo,

y contar tantas estrellas,

que descubrirías sus alineaciones

y me encontrarías ahí,

justo al lado de ti.


Yo esperaba ser la luna,

quien te haría hablar con el cielo nocturno,

quien te iluminaría,

aunque sea de lejos,

en tu oscuridad más profunda.

Pero tal vez,

si éramos la luna y el sol,

aquellos que sienten un gran amor

pero sus cuerpos no pueden tocarse,

tal vez así nació el universo:

con nosotros,

tal vez nos tocamos e hicimos explotar todo,

¿qué no es así cómo empezó el universo?

y en las estrellas escribimos cartas de amor,

las cuales formaron otros destinos,

las personas pueden leerlo,

nuestro amor dejo de ser un secreto,

admiraron nuestro amor intenso, pero aun así,

no nos permitieron estar juntos,

somos demasiado lejanos ahora.


Yo, rodeada de pura oscuridad

y tú, rodeado de rayos de luces,

así somos y por eso jamás fuimos.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Commentaires


bottom of page