top of page
Buscar

El camino que elegí

He aprendido de cada rincón del laberinto que no fue mío,

yo no estaba hecha para él,

pero aprendí de cada paso,

de cada tropiezo,

de cada caída.

Caminé y mis pies me llevaron a otro lugar,

mis pasos me alejaron de mi hogar,

estaba perdida y nadie me estaba buscando,

no fui encontrada en mi realidad

porque temían de la pesadilla que vivía,

pero tuve un sueño que me hizo regresar.

Mi destino era perderme en un laberinto

para encontrar mi camino.

Mi corazón estaba tan equivocado,

tomé decisiones por falta de la razón,

en mí solo había el dolor,

nunca entendí mi sentir,

tuve que arrancar mis sentimientos desde su raíz.

Mi corazón era un laberinto con un candado en la puerta,

nadie pudo entrar ni nadie llegaría al lado correcto.


Cruza mi corazón,

estáncate en una habitación de fantasmas lleno de telarañas.

Caminé en el camino más chueco,

así que más de una vez me caí al tratar de caminar derecho.

Caminé sin saber a donde me llevarían mis pies,

nunca he sido buena tomando decisiones,

pero el camino que elegí

fue la mejor dirección para mí.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page