Buscar

El chico

El chico de las ruinas,

el que no camina porque sus alas

están deshechas y puestas en el suelo,

sin saber que sus pies aún se pueden mover,

las alas no controlan los pies.

El chico perdido,

el que se la pasa buscando a su antiguo él,

sin saber lo que ahora es,

sin encontrar lo que puede ser.

El chico del corazón roto,

cada pieza con un completo dolor,

no sé cuantos latidos más tendrá,

pero sé cuanto ha estado soportando.

El chico de los ojos tristes,

su mirada al vacío,

sus ojos chocan con otros,

sale huyendo como si provocara un accidente

y él fuese el culpable,

pero es víctima de su desastre,

no quiere que descubran su caos.

Él dice que no necesita arreglar su mente,

solamente necesita reparar su corazón,

darle cuerda para continuar

con la locura que puede ser la vida.

Es un chico tímido,

tanta inseguridad que no habla para no molestar,

le han hecho sentir que es un estorbo,

así que se ha estado alejando de todos.

No es amargado, está destrozado.

No habla, se comunica con miradas,

cuando agacha su cara

es porque no puede soportar el peso de su dolor

y no quiere que se cargue con él.

Agacha su mirada para que no captes lo que hay

atrapado en sus ojos,

no quiere que detengas las lágrimas,

pero el pronóstico es que hoy lloverá en sus ojos,

así que quédate en casa,

porque él hará una tormenta,

no quiere que sufras,

no quiere resfriarte, enfermarte.

El chico de la sonrisa al revés,

el de la alegría tan lejos,

y siempre retrocede para seguir sufriendo,

cree que la vida es solo dolor

porque ha olvidado los otros sentimientos.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa