Buscar

El siempre de mi nunca

Siempre he sido una niña perdida,

nunca he sentido que encajo,

deseé ser rompecabezas,

pero perdí mis piezas.

Siempre he sido una niña lejana y solitaria,

con mil miedos,

sintiéndome cero.

Siempre he sido una niña enfermiza,

así que trate de proteger a mi corazón

de aquel veneno que llaman amor.

Mis pasos jamás tuvieron razón,

caminaba tratando de encontrar un lugar,

pero me perdía más.

Mis pies se habían equivocado tanto,

los mapas habían sido laberintos,

nada en mi vida había tenido sentido.

Nunca sentí que encajaba en algo o con alguien,

así que más me enredé en mí.

Nunca sentí que podía estar o ser con alguien,

me gustaba mi soledad.

Mis ojos estaban perdidos

viendo todo sin visión de nada.

Mi alma estaba vagando

porque yo no podía ser eterna.

Pero cuando te conocí,

pude descubrir la magia que existía en mí.

Cuando te conocí,

tuve otra vida,

un sentido,

una visión,

una misión.


Cuando te conocí

supe a donde pertenecía:

entre tus brazos.

Supe donde encajaba:

en un abrazo.

Sé que contigo yo puedo ser,

porque cuando te encontré

dejé de estar perdida,

porque cuando sucediste como casualidad

todo tuvo sentido para mí y por fin, fui.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa