top of page

El tintero sin tinta

Tiré la tinta para ya no escribirte,

pero luego (en) la tinta (se) dibujó tu sombra.

Dejé de sembrar flores

y descubrí que no todo nuestro jardín estaba marchitado.


Dejé de escribir tu nombre en aquel vidrio empañado

y seguía esperando verte reflejado.


Dejé de escuchar ciertas canciones para olvidarte más rápido

y no me di cuenta que estaba tarareando la letra.

Dejé de hablar de ti

y eso no quiere decir realmente nada.


Dejé de llorar

aunque no dejó de doler.

Dejé de soñarte antes de dormir

y he estado descasando mejor que nunca,

aun así, hay una falla en mi despertar,

sigo buscando un rastro de ti

justo en donde ya no estás,

creyendo que estarás,

¿lo harás?


Te dejé a un lado,

mas no pude sacarte de mí

y no sé si realmente quiero hacerlo,

lo sé, debo hacerlo,

pero, ¿qué si te espero?


Ya no tiene tinta mi tintero

y aún tengo algo que te quiero expresar:

te quiero.

Entradas Recientes

Ver todo

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, solamente con representaciones y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. La sangre se mantuvo fresca debido a las lágrimas y eran ellas quienes demostraban

La nostalgia se volvió ficticia

Me estaba rompiendo mientras tallaba tu estatua, ya no sé qué te forma ni siquiera cómo luces, ya no sé nada, mi nostalgia se ha vuelto ficticia, nada es real, pero en mi lagrimal cabe tu abismal, ape

コメント


bottom of page