top of page

Encontrarte

Mi libertad se trata de no buscarte,

pero estoy condenada a encontrarte.


Los sueños sin fin

jamás encontraron su inicio,

el insomnio tratando de buscar los lunares

que se perdieron en las estrellas,

todo se trata sobre cuerpos lejanos,

nos perdimos entre tanto espacio.


Los muros que nos separaron

soñaban con construir un hogar demasiado alto.

Las piedras con las que tropezábamos

eran las señales del riesgo de acercarnos,

una colina se viene abajo.


Todo lo que soñábamos era una nube,

creíamos que recorrería todo el cielo

y se desvaneció antes de poder contemplarlo.


Todo lo que soñábamos era volar

y jamás pudimos despegar,

no aterrizar en tus brazos

solo me hacía caer hasta romperme cada vez más.


No lo llamaré amor

porque ni siquiera me gusta pronunciar tu nombre

cuando me preguntan por lo que sentí por ti.


El demasiado tarde

es tan cercano al nunca,

tengo miedo de olvidarte de pronto,

pero sería extraño porque aún te extraño.



Un libro lleno de páginas

y vacío de palabras,

un pájaro te recitará la poesía

y se irá cuando se dé cuenta que la historia

estuvo en puntos suspensivos.


Las piezas de rompecabezas

se convirtieron en un ahorcado,

nunca supimos dónde colocarnos,

así que perdimos en todos los juegos.


Jamás pude programar mis sueños,

jamás pude crear un plan,

la realidad siempre fue así,

pero me quería aferrar a lo que no me dabas.


Encontrarte significa saber que si te sigo buscando,

perderme es percatarme que sigo esperando aquello que no sucederá,

porque nunca seremos

aunque estemos.


El reloj es esclavo de unas manecillas y sus giros,

y el tiempo no ha cambiado en nada

porque sus agujas han no han sabido cómo curarme,

ya que sigo escribiéndote con la tinta de mis heridas.


El reloj es esclavo de sus manecillas,

la misma dirección, donde nos encontramos tú y yo,

pero somos tan libres que nunca chocamos,

¡qué desastre es lo intacto!

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page