top of page
Buscar

Encontrarte

Odio encontrarte en los poemarios

donde tú ya cambiaste de página,

pero estoy entre el filo de las hojas

y el frío de tus palabras.


Odio encontrarte en las líneas

que nos separan,

pero trato de leer entre líneas

solo por si construimos algo de por medio.

Odio encontrarte en las palabras

que se pierden en el silencio,

tal vez debo buscar una meditación

o una medicación para no escuchar los latidos

que dejaste gritando, pidiendo por amor.


Odio encontrarte en poesías,

entre rimas forzadas

que realmente son (palabras) sinceras.


Odio no haberte encontrado en un baile

para que finalmente hubiéramos sincronizado,

la rima de nuestros latidos haya sintonizado

el amor que siempre deseamos escuchar,

porque nos da la confianza de hablar.

Odio encontrarte en canciones que sé que pasarás,

porque no quieres quedarte con la historia que hay detrás,

desearía que pudieras escuchar a tu corazón, por favor.


Odio encontrarte en poesías que otros han escrito

porque eso significa que nuestra historia está en todos lados,

menos en nuestras manos.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Soy lo que quedo y no sucedió. Soy el colapso y los escombros. Soy la veleta clavada tratando de remover algo en mí, ¿hay algo en mí? Soy el pájaro que cayó y destruyó su nido, sin bandada ni direcció

Representas mi gratitud y mi esperanza, conviertes mi ser en un torrente, nunca he estado mejor. Haces sonar lo cristalino del viento, con tu vibra vuelves todo vida, tus cantares estallan como los cú

Llévate el fuego y déjame las brasas, no, espera, al revés mejor, no, está bien, lo que sea, solo haz que quede algo. Llévate la ilusión y déjame la esperanza, se hace trizas, pero aún brilla. Llévate

bottom of page