top of page
Buscar

Estrellas de neón en mi antigua habitación

Era más fácil cuando

yo era una idea en tu cabeza

y no un poema.


Era más fácil cuando

yo era un bosquejo

y mis trazos

no se interponían entre tus líneas,

para decepcionarte solo tenía que ser yo misma,

¿cuál era tu expectativa?,

¿alguna vez realmente te importé

o dejé de ser interesante cuando ya no fui una idea en tu cabeza?

una idea vacía,

una voz que podías apagar cuando quisieras,

un ser inerte que no tiene que preocuparte.


Era más fácil cuando

el borrador que se mantenía bajo llave

porque asusta lo que pueda abrir en uno

si le permite salir y descubrir su propio mundo.


Era más fácil cuando de niña

tenía estrellas de neón

en mi antigua habitación,

ahora tengo un proyector de galaxias

y es distinto lo que siento

mientras contemplo el techo,

¿el hecho que tuviera mi propio universo

nos convirtió en un mundo aparte?,

¿alguna vez quisiste formar parte?


Soy carne y huesos,

porque tú me hiciste así,

pero jamás he sido para lo que fui creada,

porque para decepcionarte solo tenía que ser yo misma,

¿cuál era tu expectativa?

y mis problemas jamás te han problemas,

¿cuál ha sido tu verdadero problema?


Y no tienes que tratar de interpretar lo que estoy diciendo,

¿puedes tan siquiera escucharme?,

¿no fuiste tú quien me enseñó hablar?,

¿realmente te jodió cuando tuve voz?


No te atrevas a decir que he sido algo difícil para lidiar,

cuando mis guerras las he tenido enfrentar sola

y mis problemas jamás te han dado problema,

¿entonces yo soy el problema?

¡vaya mierda!

tan siquiera yo sé reconocer mis errores

porque yo si sería recriminada por ellos,

yo sí sé pedir disculpas

y trato de dar de mi parte para que las cosas vayan bien,

y si la otra parte no quiere, está bien,

porque sé que no todo irá de acuerdo al plan de mi cabeza,

puedo vivir con eso,

no los despreciaré por eso,

la aceptación tal vez es amor,

y yo he aceptado lo que jamás fuiste y nunca serás,

no espero más,

no deseo nada,

¿acaso tú eres el ser inerte

del que uno no tiene porque preocuparse?


¿No fuiste tú quien dejó la puerta abierta

cuando salió Neymar?

y fui yo quien no quiso dejar salir el dolor

y mi cuerpo decidió perder 10 kilos en menos de dos meses

porque no supe cómo afrontar esa perdida,

así que no digas que estoy mal por expresarme y ser vulnerable,

no tengo ni siquiera 2 kilos más para poder perder,

que yo sea piel y huesos no es tu culpa

y está bien que tenga que afrontar eso,

porque mis culpas siempre tendrán recriminaciones y sanciones,

y me haré cargo de mi dolor,

al final fue Neymar quien me enseñó sobrellevar la aflicción

y sanar los pedazos rotos del corazón,

porque yo siempre tuve que hacerme cargo, ¿no?


Era más fácil cuando de niña

tenía estrellas de neón

en mi antigua habitación,

porque me decías que si me sentía mal podía hablar con Dios,

¿él es el padre de todos

porque los otros padres que dejó a cargo

no hacen el trabajo de tan siquiera escuchar a sus hijos?


Era más fácil cuando de niña

tenía estrellas de neón

en mi antigua habitación,

ahora tengo un proyector de galaxias

y es distinto lo que siento

mientras contemplo el techo,

aunque nunca te interesó lo que estuviera en mi mente,

porque yo solo era una idea de tu cabeza,

una idea vacía,

una hoja con un bosquejo

y la utilicé para escribir

hasta convertirme en poeta,

porque no soy solamente una idea

y no necesito de pruebas,

solo poemas.


 

Se supone que este poema no se iba a sentir tan personal, hasta que mencioné a Neymar, y ni modo, tuve que agregar más, sin sal a la herida, estoy en un momento donde me siento bien, posiblemente semanas o meses andaré con bajones emocionales, mientras tanto, todo bien.


Este poema  es culpa (no es cierto, es gracias a) de Sasha Alex Sloan por sacar una canción Highlights y hacerme sentir identificada y escribir las primeras líneas.



Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page