Buscar

Gracias por aparecer en mi vida

¿A qué llegaste a mi vida:

fue para enseñarme a mantenerme fuerte,

para transmitirme calma?


¿A qué llegaste a mi vida:

fue para volver a sentir desde el alma

y ver lo más profundo de mi ser?

¿A qué llegaste a mi vida:

fue para hacerme contemplar las cosas

y admirarlas como si fueran arte?


¿A qué llegaste a mi vida:

fue para detenerme solo

un poco para observarlo todo?

Tal vez llegaste para hacer que me percatara del color del cielo,

porque de esos colores yo te iba a querer pintar.

Tal vez llegaste para hacer que le hablara a la luna sobre ti

y así poder expresarme finalmente con alguien.

Tal vez llegaste para que observara las estrellas

mientras te pedía como deseo,

me enamoré de su brillo,

porque se parecían a tu luz.

Tal vez llegaste a mi vida para hacerme creer en el destino,

pero luego me fui por otro camino.

Hay muchas dudas,

pero ya no estoy dispuesta a averiguarlas,

porque nuestros caminos son muy distintos

aunque sé donde te puedo encontrar,

ahí podemos coincidir,

ahí podemos chocar,

pero tal vez, solo sea un accidente más.

Tú y yo tenemos diferentes caminos,

nuestros pies van a diferente ritmo

y nuestros ojos miran todo distinto,

honestamente tú y yo somos muy diferentes,

traté de esconder este amor y huir de mis propios sentimientos,

y sí, oculté mi amor por ti

corrí tanto de mis sentimientos

que estoy agotada de sentirlos.


Si estamos destinados vamos a encontrarnos,

y si no, solo serás un capítulo más,

pero yo quería ser tu historia completa.

¿Cómo le digo a mi inspiración que tú ya no la provocarás?

¿Cómo le digo a mis poesías que ya no digan tu nombre?

¿Cómo le digo a las canciones que ya no entren a mi corazón?

Porque no hay ningún amor

No sé por que entraste a mi vida o a mi corazón,

pero quería que te quedaras ahí y yo entrar al tuyo.

No me rompiste el corazón,

porque siempre traté de mantener este amor intacto,

y siempre he tratado de mantener mi corazón muy lejos,

pero este amor duró mucho,

y no quiero que continúe solo en mí.

No sé si es demasiado tarde

o es demasiado temprano,

y por eso no nos hemos encontrado en el tiempo exacto,

realmente no lo sé.

No estoy asustada por el futuro,

porque no veo nada en él.

Desperdicié hojas escribiéndote,

noches soñándote,

mañanas queriendo encontrarme contigo,

desperdicié tinta

y estoy desperdiciado lágrimas

porque realmente tuvo que haber valido la pena,

me tuve que haber arriesgado por ti.

Porque fue un amor que se sintió

pero no sucedió,

¿entiendes?

y eso es lo peor,

no lloro por ti,

lloro por mí.

Cuando me abrazaste,

me devolviste mi alma

y te daré algunas razones por la cuales siempre serás inolvidable

aunque te vaya a superar:

Me devolviste mi alma,

en mis peores momentos con mis peores sentimientos

al pensarte, al nombrarte, era mejor que las oraciones,

porque me transmitías calma y fortaleza,

y jamás me había preocupado por mí hasta que te quise en mi vida.

Aunque no estuvieras muy cerca,

estabas ahí aunque te sintieras fuera de mi vida,

estabas dentro de mi ser.


Me hiciste sentir un amor tan puro,

tanto que no me atreví a más,

me hiciste creer y esperar,

aunque tal vez esperar no fue muy bueno,

pero creerlo fue lo mejor.

Me hiciste amar,

amar de verdad,

me provocaste ilusiones cuando no quería nada,

me hiciste escribir las poesías más bellas,

me hiciste ver más allá aunque tal vez no había nada,

me transmitiste sentir mucho

y he aprendido bastante de los sentimientos que me dabas,

o mejor dicho, de los que nunca te entregué a ti,

así que gracias.

No es que me este rindiendo,

solamente te dejo como siempre: libre,

y espero que el destino nos vuelva a hacer coincidir,

tal vez algún día nuestros pasos vuelvan a chocar,

y queramos estar en el mismo camino,

sobre todo que nos atrevamos a caminarlo.

¿Qué hiciste en mí?

dejaré de querer buscarte o encontrarte con la mirada,

dejaré de desearte,

me dedicaré a mí

y trataré de mantenerme firme en la palabra,

no puedo vivir de ojalá,

de deseos,

y no puedo atormentarme con el “y sí”,

tengo que vivir.

Perdón,

perdón,

hubiera deseado que las cosas hubieran sido diferentes,

pero jamás cambiaría el sentimiento.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle