top of page
Buscar

Grandísima mierda

Todo lo que he querido

lo he herido,

no sé cómo ser yo

sin decepcionar.


Jamás he vivido mi propio suicidio

aunque he vivido mi propia muerte tantas veces

y no diré que está bien,

cuando le he dicho a Dios que me salve de esta vida

me deja respirando después de un buen golpe en los pulmones

y no sé si agradecerle o maldecirlo,

no necesito la opinión de ningún religioso,

solo conocer mi propia voz,

¿alguna de mis palabras vale la pena para romper este silencio?


Siempre entendí por qué mi abuelo tenía una arma,

lo difícil fue aceptar por qué la escondió,

él sabía que alguien podría tomarla y dispararse a sí mismo,

no mentiré, pude haber sido yo,

pero eso fue antes de mí o eso dijeron.

Todo está jodido,

la pared de mi habitación está inclinada,

siempre ha estado queriéndose derrumbar.

Todo está jodido,

he visto más goteras en mi casa

que a mi familia llorando,

desde pequeña creí que estarían mejor sin mí,

he visto sus grandes sonrisas solo en la distancia,

pequeña felicidad, no puedo dar más.


¡Qué dichosa soy,

no puedo ser más infeliz!

He llegado al lugar

donde nadie me esperaba

y si nadie me ha visto llorar

es porque nadie sabe observar.


No debes preocuparte

si me lleva el diablo,

mi alma siempre le ha pertenecido al infierno.


Mi miseria no ama la compañía

y yo soy tan miserable que me sacarás de tu vida,

así que ganamos los dos,

¿para qué querrías esta perdición?

más allá de darme un poco más de dolor,

yo me rehuso al amor.

No sé cómo ser yo

sin creer que soy un error.


No sé cómo estar

sin creer que alguno de los dos debería huir,

porque incluso cuando desperdicias tu tiempo haciendo nada

es mucho mejor que compartirme de tus momentos,

incluso si pasamos un rato agradable,

grandísima mierda, ¿quien me dio esta puta inseguridad?


Y no me queda más

que lo que dijo Efraín Huerta

en un poemínimo

“nomás

por joder

yo voy

a resucitar

de entre

los vivos”.

Si no hay razón por vivir,

habrá razón de joder en esta vida

y vivir al final.


Créditos de la ilustración a: Aykut Aydoğdu (@aykutmaykut)

 

En estos días tuve una conversación con mi madre acerca de este tema, mis problemas y la gran puta inseguridad, que sigue dando bastante material porque estoy bien jodida, pero ni modo, ahorita no tengo ganas de hablar al respecto, aunque sé de dónde proviene esto (y me gustaría saber hasta donde va a parar), no diré más, SOLO QUE ¡grandísimo poeta Efraín Huerta! Hace un mes lo leí y me sorprendió bastante, sobretodo sus poemínimos, ¡qué manera de hacer arte! Tenía rato queriendo incluirlo en alguna poesía y que manera de hacerlo.

Entradas Recientes

Ver todo

Soy lo que quedo y no sucedió. Soy el colapso y los escombros. Soy la veleta clavada tratando de remover algo en mí, ¿hay algo en mí? Soy el pájaro que cayó y destruyó su nido, sin bandada ni direcció

Representas mi gratitud y mi esperanza, conviertes mi ser en un torrente, nunca he estado mejor. Haces sonar lo cristalino del viento, con tu vibra vuelves todo vida, tus cantares estallan como los cú

Llévate el fuego y déjame las brasas, no, espera, al revés mejor, no, está bien, lo que sea, solo haz que quede algo. Llévate la ilusión y déjame la esperanza, se hace trizas, pero aún brilla. Llévate

bottom of page