Buscar

He aprendido

Me tomó mucho tiempo entender

que no era mi culpa que tú no me quisieras,

sé que los corazones están llenos de sangre,

pero realmente me heriste y lo rompiste.

Me tomó mucho tiempo entender

que en los corazones rotos

podía existir oro,

pero a veces los convertimos en piedra,

yo era valiosa aunque no significara nada para ti.

Me tomó mucho tiempo entender

que no era mi culpa el que no pensaras en mí,

yo tengo la conciencia limpia.


Desperdicié mis mejores años

siendo tan insegura,

solo con pocas personas me he permitido ser

y a la vez, no sé quien sería sin esas personas.


Desperdicié oportunidades

porque jamás creí merecer algo bueno,

realmente estaba mal.

Desperdicié mi alma

por un corazón roto.

Desperdicié mi voz

por mis latidos desafinados,

estaba rota

y nunca supe que pieza ser.


Me golpeaste como un huracán

y luego me dejaste seca

como si estuviera en el desierto.


Estoy hecha de batallas perdidas,

es por eso que siempre me rendía,

pero creo que vale la pena luchar.

No es mi culpa que hayas sido demasiado exigente,

no es mi culpa no haber sido suficiente.

Creí que mis heridas eran las marcas de las cenizas,

pero en la sangre encontré una chispa,

me dejaste en la oscuridad tanto tiempo

que mi ser se desvaneció tantas veces.


Siempre quisiste el control de mí,

mi ternura es algo que jamás podrás tener,

creo que la he perdido,

pero he encontrado personas que dicen que soy linda.

Siempre quisiste el control de mí,

entonces me descosiste como si fuera una muñeca de trapo,

los hilos que colgaban de mí solo fueron para hacerme un títere,

pero nunca te presentaste a mis shows.

Tal vez siempre he sido una muñeca,

mi mamá y Mafer me dicen muñequita,

tal vez sean las únicas personas que no jugarán conmigo,

pero ya no me interesa perder, sé que también puedo ganar algo.


Me debiste haber visto en el 2013 y 2014,

había tantas lágrimas en mí

que me hubieras gritado “débil”,

pero tú has sido la verdad de(l) devil.

Estoy sanando

y creo que por primera vez es real.


En todas mis relaciones me he sentido insuficiente,

aun cuando doy todo lo que soy,

en cambio, con algunas personas ni siquiera he mostrado mi ser

y aún me arrepiento de no haberlos conocido.


Mi mamá me pide perdón a mí

por lo que no se puede perdonar ella misma,

el no haberse dado cuenta cuando empezaba a temblar y mi voz se apagaba

o cuando mis latidos iban tan despacio

y a la vez mi corazón se empezaba a romper,

porque ella jamás se dio cuenta que la inseguridad crecía en mí

debilitando todo lo que era.


Siempre me alejaste,

entonces yo también quise irme de mí,

no era porque me importaras,

sino porque yo tampoco me importaba.

Podría decir que nunca me diste nada,

pero por ti sucedieron todas mis inseguridades.

Aún no me enamoro,

pero antes que me gustara un chico

mi corazón ya estaba roto,

el 2012 solo me destrozó

para hacerme dar cuenta que siempre estuve en piezas destrozadas.


Nunca pude confiarle mi corazón a alguien,

porque nunca creí yo valía la pena,

pero si ha existido un hombre a quien he confiado mi corazón,

aunque realmente han sido mis sentimientos,

tal vez era el amigo que necesitaba en mi vida

y tú jamás lo conocerás, así que no lo arruinarás.


Siempre dije que ningún chico rompió mi corazón

porque no se puede romper lo que ya está roto,

pero hubo alguien que rasguñó mis pedazos

y tomó más de los que le correspondía,

me acabo de dar cuenta que el corte fue profundo,

jamás le di importancia a la situación

porque dije que tenía otras cosas en que preocuparme y ocuparme,

pero hace poco recordé todo,

no la vida junto a él, sino la vida después de él,

no me he permitido volver a ilusionarme,

solo reprimo mis sentimientos llenos de amor

para volver al vacío de mi soledad,

no he vuelto a querer entregar mi corazón o permitirme querer,

mi mamá ha tenido razón en todo este tiempo,

pero no podemos culparlo solo a él,

no sería justo,

mis inseguridades comenzaron contigo

y terminaron conmigo.


Me abandonaste en un rincón,

¿me vendrás a visitar a mi rincón poemario?

Espero que no, hasta ahora es el único lugar donde me permito ser,

pero me da igual si me lees, no me reprimiré,

sé que mis palabras no te harán daño

y por primera vez no estoy llorando.

Siempre me hiciste menos

y todos te lo permitieron,

incluso yo

y eso es lo peor.

No me gusta que me alaguen,

siento que son mentiras,

porque nunca creí en mí,

la única manera que permito que las personas se expresen de mí

es cuando hablan sobre mis poesías,

porque es mi única verdad,

donde realmente me he permitido ser.


Mis papás nunca me hicieron creer en mí cuando era pequeña,

tal vez ellos no sabían que desde entonces era insegura,

pero yo di señales que prefirieron evitar hasta que chocamos

y todo se convirtió en un desastre.


Recuerdo que hace 5 años me dijiste que estaba engordando

y yo solo me reí de tus palabras,

¿Realmente creíste que ese comentario me iba a afectar?

Además era una mentira,

pero si quieres la verdad para atacarme,

ve más allá de mi físico, justo en mi vacío o en mis piezas rotas.

Estoy segura que serías feliz si supieras que desde hace un año y medio

estoy luchando con mi peso,

tratando de ganar kilos mientras solo los pierdo,

quisiera gritar eureka, pero primero debo encontrar el polo norte,

jamás le temí a los efelantes, pero tal vez eres una warta,

aunque haya hecho un rincón, éste no es el de Pooh y Piglet,

pero un amigo mío ha sido mejor que una estaca o dos,

supongo que en mis amistades me he podido construir

y desearía romperme enfrente de ellos,

porque solo así sabría que estoy en un lugar seguro.


Sé que no suelo durar en nada,

ni siquiera en ballet y eso que realmente me gustaba,

no culparé a mi inestabilidad emocional de eso,

realmente me daba miedo ser buena en algo,

porque jamás creí merecerlo.

Los reflectores siempre estaban en Aldair

así que yo solía llorar a escondidas.

Él no fue solamente el primero, el fue el único,

yo nunca fui nadie y lo sabes.

Jamás odié a Aldair,

solo que aún me molesta su egoísmo,

cuando se lo digo parece que cuento un chiste,

yo olvidé reír, pero no lloraré más.


Jamás sentí que él fuera mi competencia,

era demasiado obvio que yo estaba fuera del juego,

es como si me hubieras permitido jugar xbox

mientras mi control estaba desconectado,

pero dirás que por lo menos me dejaste jugar con el control

y lo que yo tengo que decir no fuera muy poético,

solo grosero, honestamente no lo vales.


No soy la sombra de Aldair,

los dos tenemos luces diferentes

y está bien.

Aldair tiene un lado Martínez,

pero ese no fue el que me rompió,

mi abuelo estaría orgulloso de él.

No quiero volver a dudar de mí,

porque ya perdí demasiado así.


He aprendido a quererme parte por parte,

ni siquiera odio el haber estado vacía.

He aprendido a quererme parte por parte,

ni siquiera me importa haberme cortado con mis piezas rotas.


He aprendido a quererme

y en mi vida soy la persona que más merece mi amor.


He aprendido a perdonarme

y darme paz entre tanta guerra.

Aprendí a ser mientras estaba sola,

pero he aprendido a mostrarle mi ser a mis compañías.

Yo no tuve la culpa,

tú tampoco la tuviste,

tal vez nadie la tuvo,

tú no sanaste de tus heridas,

pero yo sí.

Me he perdonado

y creo que es mejor que cualquiera de mis poesías.


 

Para endulzar esta poesía le agregué algo de Winnie the Pooh, no es miel, pero realmente disfrute hacer referencia a esa dulce vida después de esta poesía que hablo sobre mis heridas. Hace como un mes volví a ver la película de Pigglet con mi hermano y Winnie the Pooh siempre tendrá importancia para mí.

Escuché una canción de Lola llamada 21 hace unos meses y desde entonces he querido escribir una poesía sobre como me refleje, esa inseguridad y como también a mis 21 he aprendido a que soy más. Tal vez me tomó mucho tiempo, pero nunca será demasiado tarde para eso, aunque la vida sea corta, siento mi infinito. Lloré al escuchar esa canción, en varias de sus palabras me sentí reflejada, pero quise evitar escribir sobre eso porque sabía que me iba a abrir y diría cosas que tal vez no quisiera que alguien leyera, porque esta poesía va dirigida hacia a alguien (o algunas personas) que me hizo (hicieron) sentir nadie, ahora soy más fuerte.

Dejaré otra canción porque sé que en algún momento de mi vida me sentí identificada, aunque la escuché hace unos meses, pero pensé en mí cuando no me sentía yo.





Disfruten de esta canción <3


 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa