Buscar

He perdido la mente

Destrúyeme

y elige las piezas que te gusten

para que te ames.

Córtame

para que puedas sanarte,

otra sangre derramada,

una lágrima que guarda

y salva el alma.

Hazme sentir

para que me tengas en ti.

Deshazme

para arreglarte.

Destruye mis piezas en mil pedazos,

que soy la obra defectuosa

para crear mejor obra.

Haz que yo sea trozos

para completarte,

pequeños pedazos

tanto como invisibles

para convertirte en invencible.

Ponme en los huecos,

hazme sentir tu vacío

y llenarte de lo roto.

Hazme sentir el infierno

que soy un fuego artificial

celebrándole a un demonio real.


Hazme sentir el infierno

que necesito ir allí

cuando descubra lo peor de mí.


Estoy loca,

soy una roca,

tropiezas en mí

y yo rompo todo lo de aquí.

He perdido la mente

al no encontrar almas,

al buscar los latidos de un corazón sin ritmo.

He perdido la mente

por tratar de encontrar una razón

en un mundo sin sentido.

He perdido la mente

en un mundo que te hace renunciar a lo mejor de ti

para conseguir bienes.

He perdido la mente

en un mundo donde te esfuerzas en llegar a la cima

y enterrar a todo aquel que tiene oportunidad de llegar a la cima

y superarte.

He perdido la mente

en un mundo donde se preocupan por ganar y tener

en vez de ser y hacer.

He perdido la mente

en un mundo que quiere a todos,

pero no se aman a sí mismos.


He perdido la mente en un mundo

de máscaras perfectas,

pero con escenografías deterioradas.

He perdido la mente

en un mundo que sabe el precio de todo lo material

pero no le da importancia a lo que estemos hechos,

no enseñan el valor de la humanidad.


He perdido la mente

en un mundo donde hay distintos relojes

y sabemos las zonas de horarios de diferentes lugares,

pero no apreciamos el aquí y el ahora.

He perdido la mente

en un mundo con todas las respuestas,

poca verdad ya que los inventos lo son todo.

He perdido la mente

en un mundo donde todos quieren controlar,

pero nadie da su poder para mejorarlo.

He perdido la mente

en un mundo lleno de ideas

que ni siquiera son proyectos por falta de oportunidades.


He perdido la mente

en un mundo donde juzgan por todo

sin preguntar a que se debe,

sin dar respuesta a como se puede cambiarlo.

He perdido la mente

en actitudes malditas

y personalidades mentirosas.

He perdido la mente

en un mundo competitivo,

donde todos se esfuerzan por ganarte,

pero nadie se dedica a no perdernos como personas.


He perdido la mente

en un mundo efímero,

donde queremos libertad

que hasta nos escapamos de nosotros mismos.


He perdido la mente

en un mundo donde lo simple no tiene sentido,

donde los lujos son mejores que los medicamentos,

donde el dinero es la expresión,

donde los materiales son los latidos del corazón.


He perdido la mente

en un mundo donde valora económicamente

y se pierde la identidad de un pueblo

tratando de conseguir otro mundo.

He perdido la mente

por no entender la belleza del cuerpo,

al perder la esencia al tratar de conseguir perfección.

He perdido el corazón

en un mundo sin buscar amor,

he perdido el alma

en un mundo que corta alas.

Se ha perdido tanto

pero creo que aún podemos rescatar algo,

encontrarnos

y buscar ser,

arreglar la humanidad

y crear obras de artes con la naturaleza.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle