top of page

Hilos

Ato todos los hilos

hasta olvidar

cómo se ata una soga,

observo mi destino

y mi vida se empieza a desmontar

y solo un escenario vacío

podría convertirse en un patíbulo,

no puedes perderte ese espectáculo,

prometo entregarte mi última sonrisa.


Até todos los hilos

y les di la forma que yo quería,

debí haber intentando con la alquimia,

me perfeccioné en la filigrana por nada,

el oro que utilicé no nos dirá nuestro valor,

¿solo lo desperdicié?,

puedes quedártelo.


No fue un error haberlo forjado

y jamás forzarlo,

no puedo culparme,

aunque me costó

que no te hayas quedado.


Traté de encapsular futuros

y olvidé meterlos en tu cápsula del tiempo,

¿lo encontrarás luego en el desierto?

la arena cubrirá los relojes vacíos,

no importaran algo, no importara nada.


¡Cuánto me equivoqué!,

sé que perdí tu aprecio,

pero ¿realmente me desprecias

o solo es una estúpida indiferencia?

ojalá lo hubiera intentando con la alquimia,

ahora no tengo ni tu alma ni la mía.


Até todos los hilos

y olvidé cómo se ataba una soga,

observé mi destino

y mi vida se empezó a desmontar

y solo un escenario vacío

puede convertirse en un patíbulo,

¿no es la esperanza una sortija

que se convierte en una horca?

tiene la misma forma

y me destroza.


Inventé una química para mí,

fue alquimia, amor,

y convertí un metal en oro

y até todos sus hilos

hasta convertirlos en una soga,

esperaré una sentencia

como si la espera no fuera mi condena.


 

Escribí este poema en mi nuevo -viejo- escritorio, una maquina de coser que estaba en mi casa y jugué con la rueda mientras tecleaba. Aunque ya tenía un borrador sobre atar hilos.


Sobre la alquimia, recordé la "teoría" que surgió antes de que saliera el álbum The Tortured Poets Department, sobre la canción The Alchemy, que dicho medio se utilizaba para convertir metalos ordinarios en oro (porque Taylor decía que el amor era dorado) y éste cuando se empezaba a oxidar se tornaba granete. Y el amor tampoco es rojo (En el 2012 en Red: amarlo fue rojo / En 2019 en Daylight: una vez creí que el amor sería rojo ardiente, pero es dorado como la luz del día. Y bien, en Maroon (de Midnights, 2022) explica lo del amor/desamor y el color granate.

Y yo, que no era ni soy fan de ninguna teoría, me sorprendió el dato y esperaba la canción por la manera que ella podría relacionar -poéticamente- eso, pero no (y me alegra que ninguna teoría haya sido cierta, nada más para que dejen de inventar cosas). Y casualmente es de las canciones que menos escucho del álbum, si es que la llego a escuchar. Así que si Taylor no utilizo ese ejemplo, yo sí.

Entradas Recientes

Ver todo

Tormenta eléctrica

Ahora me hago pequeña con las tormentas eléctricas, es un miedo infantil que obtuve a los 23 por una madrugada de septiembre donde todas mis ventanas cambiaron el paisaje a un cielo ardiente. Cada nub

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, usé solamente representaciones para nuestro caso y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. Debido a las lágrimas mi sangre se mantuvo fresca, cada lágrima

コメント


bottom of page