top of page
Buscar

Hoy, nuestro ayer

Hoy le decimos adiós  a una de las etapas más importantes de nuestras vidas, la preparatoria, que marcó nuestra educación y nos permitió dejar huella en aquellos que conocimos durante estos tres años.

Aquella puerta sostiene las historias que van a empezar aunque entres o salgas.

¿Recuerdas la primera vez que la cruzaste?

con esos nervios y el miedo a lo desconocido,

pero con la emoción por lo que podría pasar.

Esas caras nuevas,

esos ojos que coincidieron,

esas voces que nos hablaron

y esas almas que conocimos…

La historia no está en los libros,

la formamos en cada “ahora”,

toma tu tinta y déjate ir para conseguir las mejores historias de tu vida.

Hoy nuestros pasos persiguen otros caminos,

quizá choquemos

y la sonrisa que mostremos nos podrá salvar del accidente.


Cada uno tiene distintas metas

y un maravilloso futuro nos espera.

Hicimos grandes recuerdos que se guardarán en cada rincón

y permanecerán en todo el corazón.

No olvidaré aquellos ojos que hicieron contacto con los míos,

en algunas miradas viajé a sus seres,

en otras olvidé quien era,

unas miradas tenían la intención de observar,

pero todos tenían algo para admirar.

No olvidaré aquellos rostros alegres aun cuando tenían ojeras.

No olvidaré aquellas voces que me hablaron,

aquellas almas que me tocaron

y los seres que pude sentir.


Nos llevamos más que papeles,

nos llevamos conocimientos, experiencias,

amistades, recuerdos, perspectivas, compañías,

y ¿por qué no? amores, ilusiones, sueños…

Cada taza de café que nos mantuvo despiertos

y cada taza de té que pudo calmarnos,

aquella cafetería llena para los estómagos vacíos,

todo tuvo sentido.

Somos todo lo vivido

y seremos lo que soñamos,

lo prometo.

Mis brazos no tienen ningún reloj,

el tiempo se me fue de las manos.

No puedo hablar del tiempo de estos tres años,

solo de los momentos que sentí y de lo que fui. 

Tenemos otro capitulo en el libro,

son páginas en blanco que se convertirán en lo vivido.


Es momento de hacer (más) historia,

de alcanzar los sueños y perseguir a las ilusiones.

Nos volveremos a encontrar, pero hoy,

buscaremos nuestra oportunidad de vivir lo que queremos para amar (más) nuestra vida.

Solo me queda decir: gracias.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Soy lo que quedo y no sucedió. Soy el colapso y los escombros. Soy la veleta clavada tratando de remover algo en mí, ¿hay algo en mí? Soy el pájaro que cayó y destruyó su nido, sin bandada ni direcció

Representas mi gratitud y mi esperanza, conviertes mi ser en un torrente, nunca he estado mejor. Haces sonar lo cristalino del viento, con tu vibra vuelves todo vida, tus cantares estallan como los cú

Llévate el fuego y déjame las brasas, no, espera, al revés mejor, no, está bien, lo que sea, solo haz que quede algo. Llévate la ilusión y déjame la esperanza, se hace trizas, pero aún brilla. Llévate

bottom of page