Buscar

¿Jamás o siempre?

Jamás fui buena expresando,

así que traspasé

mi alma a una hoja

tratando de entender

mi propia historia.

Jamás fui buena sintiendo,

así que le di cuerda a mi corazón enredado

y cada vez que lo abro, no sé dónde me meto

así que lo dejo entreabierto,

en un parpadeo y sueño.

Mi corazón era mudo,

pero cada latido tenía voz,

rompí una guitarra

para escribir en la madera,

tratando de encontrar mis piezas,

me perdí en las astillas

y sangré hasta estar bien.

Siempre fui buena callando

así que escribí en silencio,

nunca he sido intensa,

pero la vulnerabilidad da más.

Rompí mis huesos

para tallar mis letras en ellos,

las piezas filosas de mi corazón

se relajan entre la pluma y tinta,

solo hablaré en la poesía que no recitaré.

He estado nadando entre estos sentimientos,

mi corazón se inunda

y mi alma solo se desborda,

pero no llega a la costa.

No arrancaré páginas,

eso no cambiará la historia,

me rompo en las poesías

porque las letras encuentran su lugar

y finalmente he encontrado un hogar

en la incertidumbre de la soledad.

Esta inspiración

es la fuerza,

tengo problemas para confiar,

pero la suficiente vulnerabilidad

como para expresar.

Nunca me diste un lugar,

traté de darle sentido a la distancia

que me tenía perdida, rota y vacía.


Cortaste todos los hilos,

pero jamás pude desamarrar el nudo de mi garganta

y cuando me abandonaron

comencé a escribir para no olvidarme de mí,

no me puedes deshacer

desde que me volví un ser de papel.


Mi fragilidad estuvo en una bomba,

me desarmé hasta que exploté.

Mira todo lo que hizo que mi corazón se rompiera,

mira todo lo que mi corazón roto ha hecho.

Me sostengo en poesías desgarradoras,

comencé escribir en un mal momento

y hay vida por eso.

Mi yo “poeta” no es la dañada,

es la mejor versión de mí,

a pesar que refleja la inseguridad,

la inspiración toma más,

me devuelve,

me repara.

Jamás fui buena expresando

o tal vez siempre lo fui pero no estabas preparado.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle