Buscar

La poesía agoniza

La poesía tomó un latido,

la poesía soltó un suspiro,

la poesía está entre dos cuerpos

que se aferran a soltarse.

La poesía tomó los disparos,

pero nunca tomó el arma,

la tinta es la sangre

y no hay nada que pueda escribir

sobre cómo sanar

lo que causaron nuestras heridas.


La poesía me envolvió

y fue a ti quien cubrió,

¿quién eres realmente?

Ultimamente me he estado olvidando de ti,

yo tampoco puedo reconocerme.


La poesía me sabe a café,

me manché de él

y me pinté de azul

después que se destiñera lo rojo del corazón.


La poesía se convirtió en un lamento

y jamás dije “lo siento”,

¿qué es lo que sientes?

¿alguna vez sentiste realmente?

La poesía es una melancolía,

hace llorar a las estrellas

y esta noche me ahoga.

La poesía podría convertirse en una caricia,

pero esta piel está demasiado herida.

La poesía ha encontrado

su desolación

desde que te perdió.

La poesía agoniza

desde que ya no te escribe…

 

“Y yo te he estado escribiendo (sin que tú lo sepas) día tras día. A veces con amor, a veces desolación, a veces con rencor”. José Emilio Pacheco

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle