top of page
Buscar

La tristeza

Deja a la tristeza dormir,

necesita descansar,

no confundas el beso de buenas noches

con el beso de la muerte.


Deja que la tristeza se levante,

si la acuestas

se irá a dormir junto con el ataúd,

¿tengo que explicar que tú serías el cadáver?

Deja a la tristeza estar,

así no nos querrá invadir.

Compártele de tu espacio

antes que exija tus vacíos.


No dejes que golpee a tu puerta,

así que déjala abierta,

déjala entrar,

bienvenida será,

no tiene por qué haber una lucha

entre los huéspedes y fantasmas.


Yo no construí esta tristeza,

pero a veces me apoyo en ella,

otras veces caigo sin cautela.


Este dolor no tiene una causa,

pero construyó una casa,

dulce hogar será

en aquel donde pueda echarme a llorar.

Créditos de la ilustración a: Aykut Aydoğdu (@aykutmaykut)

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page