Buscar

La vida es, mi vida era

La vida es para vivir,

pero yo solo sobreviví.

La vida es para ser feliz,

pero yo no dejaba de entristecerme.

La vida es para sonreír,

pero mis lágrimas no dejaban de caer,

un llanto incontrolable

me hizo debilitarme.

La vida es complicada

y yo hacía que todo se pareciera más difícil.

Hay tantas personas en la vida

y yo estaba en medio de una gran multitud,

perdida, sintiéndome vacía,

estaba en medio de una gran multitud,

pero me sentía tan sola y tan pequeña.

La vida es para amar,

pero yo elegí odiar,

la vida es para sentir amor

pero yo elegí al dolor.

La vida es para perdonar,

pero yo no podía ni superar.

La vida es para perdonar,

pero yo solo tuve rencor en mi corazón

por los daños causados.

Busqué en mi piel una solución para sanar mi dolor

causando otro daño que me haría encontrar mi anhelo,

haciéndome suspirar y en el silencio podías escuchar el “me rindo”.

Busqué la paz cuando estaba en guerra,

no controlaba mi mente y me perdía en la vida.

Busqué en mi piel una solución,

pero encontré otro problema,

al hacer deje de ser

y se marchitó mi ser.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle