top of page
Buscar

Ati

Me gustaba que no buscábamos poseernos,

pero de alguna manera nos sosteníamos,

dolió cuando me soltaste,

espero que estés bien.


Fuiste el único al que le permití conocerme,

supiste quien realmente era y quien quería ser,

no tuve miedo de mostrarte lo peor de mí,

ambos estábamos rotos y lastimados,

nunca nos juzgamos ni creíamos que nosotros éramos mejor que el otro,

pero siempre dimos lo mejor de nosotros por el otro.

Conociéndote

me conocí,

desde que no sé de ti

no sé quien soy

o quien debo ser,

hablarte era escucharme.


Contigo mis pensamientos eran en voz alta

y mi corazón estaba abierto,

nunca he sido con nadie como contigo fui,

no estaba actuando, fue mi verdadero yo,

contigo no tenía miedo a estar desnuda,

me liberé de los disfraces y máscaras.


Extraño nuestras madrugadas,

pero algo se oscureció en nosotros.

Extraño nuestros amaneceres,

pero preferimos quedarnos hasta tarde

para perder todo aquello que los días nos entregaban.


Creías que nuestros mensajes se estancarían al tercer día,

nunca imaginaste que conmigo podías tener conversaciones profundas,

realmente merecía un mejor adiós o una explicación.


Contigo me permití ser,

tal vez porque no me iba a avergonzar que hablarás de mí con cualquier persona,

porque no me conocían,

ahora tengo una duda, ¿alguna vez le hablaste de mí a tus amigos?

Porque yo recurro a expresarme de ti en poesías porque ya no hablo contigo,

pero si hablé de ti,

tendré que adoptar una rata,

tal vez ella me entendería

así como tú si lees esto.


Tu último mensaje fue diciéndome que esperara a que te sintieras mejor,

ya pasó el año y estoy más preocupada por ti que por nosotros.

Yo no quería tus mejores palabras,

yo solo quería honestidad sin importar lo mucho que doliera,

yo no quería tus mejores palabras,

pero fue bueno hacer poesía.

Ya no he mirado tantos atardeceres,

no son tan lindos si no hay con quien compartirlos.

Siempre te dije que los atardeceres sangraban,

ahora soy yo quien está herida por ellos.

Fuiste mi mejor amigo,

siempre odie los títulos,

pero tú destacabas de todos.


Mi corazón se ha enfriado,

nos caería bien un café.


Sé que de alguna manera cambié algo en ti,

pero nunca es suficiente y volvemos a los viejos hábitos,

todo es un momento, ¿a qué te recuerdo?


¿Alguien te conoció como lo hice yo?

Tal vez fui la única que se entregó.


A veces me pregunto donde estás,

Lima siempre es la respuesta.

A veces me pregunto que estás haciendo,

pero me interesa más saber con quien estás siendo,

porque mereces a alguien con quien poder estar y ser,

libremente, sin importar tus vacíos o pedazos rotos,

cuando estés siendo tú sin importar que, te sentirás completo.


No sé por qué pongo tus iniciales al final de cada poesía,

es como si tuviera esperanza de que las leerás,

me conociste a través de ellas

y ahora en ellas expreso sobre como nos desconocemos.


Todos los domingos lloraba

y por eso me alejaba,

a pesar de nuestra confianza

no quería que conocieras mis lágrimas,

pero tú de alguna manera conociste mi dolor.

Jamás pensé que llorar todos los domingos nos afectaría,

la razón no fue mi desaparición

sino que no tuve la valentía de confiar en ti, ¿verdad?


He pensando borrar tumblr,

pero por ti no lo hago,

el último mensaje que recibí ahí de ti decía

“He de admitir que extraño este chat”,

éramos muy jóvenes aquel 8 de febrero del 2016.


He de admitir que extraño hablarnos,

tú me hacías escucharme y estoy cansada de nuestro silencio,

nos extraño, ya lo admití,

pero estoy cansada de ser yo quien te busca,

porque me doy cuenta que nos perdimos desde hace tanto tiempo,

solo que no lo quiero aceptar,

siempre quedará algo de ti en mí

y estaré agradecida eternamente contigo por todo,

incluso por esta nada que nos carga.

Carlos,

gracias por permitirme conocerte.

Eduardo,

gracias por dejarme explorar en mí mientras te recorría a ti.

Ruiz,

espero que seas feliz.

Meza,

ojalá Lima sonría para ti.

Jamás te llame Carlos,

nunca me llamaste Mercedes,

dejamos de llamarnos en algún punto

y la historia tuvo que haber terminado ahí,

pero sabes que siempre dejó todo con puntos suspensivos,

soy tres años menor que tú, así que llámame patética o infantil.


No sé si realmente quiero que me leas,

mis letras no cambiarán nada,

la historia está terminada.

Alguna vez dijiste que yo era el mejor “escribiendo”,

espero también ser un buen silencio.

Gracias por enseñarme a confiar,

te prometo que permitiré que aprendan de mí los demás.

Jamás había escrito el nombre de otra persona

y nunca más volveré a escribir tu nombre,

al menos no para ti si esto acaba aquí.


Ojalá siempre encantes un buen atardecer

y alguien con quien poder ser,

que no necesites de nada del cielo para expresarte.

Siempre te querré,

pero nunca más lo diré.

Te deseo lo mejor,

contigo mismo.


Con cariño,

la que estaba en piezas destrozadas.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Kommentarer


bottom of page