top of page

Luces apagadas

Cuando las luces están apagadas

nos desnudamos,

no tenemos miedo de mostrarnos tal y como somos,

confesamos nuestros oscuros secretos

y nos convertimos en alguien que se irá en la mañana.

Cuando las luces se apagan,

dejo las ventanas abiertas

para que me iluminen las estrellas,

hablo de mi vida

y trato que se acomode el destino como ese día.

Cuando las luces están apagadas

no hay máscaras ni trajes,

no hay armaduras ni disfraces,

tiembla el piso por lo que guardan las paredes,

nos volvemos vulnerables

y todo es distinto, tan real.

Cuando las luces están apagadas

nos volvemos cenizas

y no sabemos ser como fuimos a la luz del día.


Cuando las luces están apagadas,

entran nuestros fantasmas

y tememos a que salga el monstruo que somos.

Cuando las luces están apagadas

nos volvemos cenizas

y no sabemos ser lo que fuimos a la luz del día.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page