top of page
Buscar

Me encanta

Me encanta tener mi mirada perdida,

porque así puedo encontrar algo que le dé algo a mi visión

para que todo sea renovado.

Me encanta tener mi mirada perdida

me permite encontrar la magia del más allá.

Me encanta mi mirada fija

cuando capta con el alma

y enfoca a mi corazón

en lo aún humano

o en la naturaleza,

en aquello bello

que compone la vida como un sueño.

Me encanta estar distraída

y estar concentrada en lo que siento

por lo que pasa a mi alrededor.

Me encanta tener los ojos puestos

en lo que suelta chispas de magia,

como en las sonrisas y risas,

como en las miradas y abrazos,

como en darle la mano a alguien

o tener un hombro ocupado.

Como en las miradas emocionadas

y los ojos enamorados,

como en las sonrisas a extraños

y los niños pequeños haciendo de este mundo

algo más grande por las piezas de sus almas

llenas de magia.

Me encanta tener mi mirada en el cielo,

observar el movimiento de las nubes

y sentir que danzo con los rayos del sol.

Me encanta observar cómo cambian las formas

y arreglar el vacío del interior.

Me encanta sentir las hojas de los árboles moverse y hasta caerse,

lo que tiene la raíz que transmite a las ramas,

la fortaleza que lleva y la magia que te da al sonreírle.

Me encanta soñar

y hacer historias de eso.

Me encanta observar

y fijarme más

hasta encontrarle magia

a lo que buscaba a nuestra vida,

aquello tan sencillo

que fue lo más bello del día,

lo real de un mundo maquillado,

la respuesta de la pregunta que jamás hiciste,

te da algo,

pero no lo ves como un todo.

En fin,

me encanta la magia

que guarda la vida.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

Cripta

Entras a mi cripta y tratas de indagar en cada ladrillo mientras afilas el cuchillo que acariciará a la lápida que me volverá a dejar helada. Estás en busca de cada sigilo que te haga saber de aquel s

bottom of page