top of page
Buscar

¿Midas alguna vez necesitó de un orfebre?

Desgarras el sol

solo para convertirlo en rayos de luz.

Le disparas a la luna

y llegas a su centro

expandiendo el universo,

lo destruyes todo

para reconstruir algo mejor,

¿y qué pasará conmigo?

¿podré ser tan afortunada contigo?


Bañas todo con tu luz

¿o soy yo quien ver todo más claro

con la vista de tu vida?

y sé que destruirás todo el paisaje,

¿estás esperando encontrar un mundo mejor?


Bañas a los pechos amarillos con tu fulgor,

su plumaje es la sombra del cuerpo,

enciéndeles el vuelo,

el hálito y destello.


Todo lo que tocas

lo transformas en oro,

¿y cómo puedo fabricar la joya

con tu forma?

¿cómo puedo conservarte?

¿Midas alguna vez necesitó de algún orfebre?

tratas de no tocar mi corazón

para no volverlo frío,

pero mira todo lo ya he hecho con mi dolor,

yo también lo desgarro para convertirlo en rayos

y aquí viene el relámpago que nos partirá,

¿puedes transformar este diluvio en lluvia de estrellas?


Desgarras a la luna

y haces que las noches sean más largas,

¿alguna vez esto terminará?

fui solo una sombra,

pasaste así sobre mí,

¿qué es lo que queda?

una herida,

que no sé si quiero sanar,

porque brotan destellos

y te sigo queriendo.


Quería que me mostrarás algo real

y me mostraste la honestidad de la sangre

en un corazón en llamas,

lo honesto de perder

y echar de menos,

sentí algo genuino

y creo que sí llegué a conocerte

¿o solo de ti tuve un ideal?

no, porque ya sabía que desgarrabas el sol

para bañar todo con sus rayos,

con la luz que vi en ti,

ya sabía que destruirías todo,

que tu luz llamaría a la oscuridad,

desde el principio vi el final

y no me debes nada, Midas.

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page