top of page
Buscar

Nadie, tal vez

Sus ojos contaban historias

que era mejor no descifrar,

no tenían principio

pero tampoco era su final.

Su mirada gritaba

y sus labios estaban sellados.

¿Alguna vez escuchaste un silencio tan alto?

Me quebró el corazón el sonido,

caí en cuenta de las palabras jamás pronunciadas.

Algunas personas le describen como inalcanzable,

pero la verdad es que se quiere sentir cerca de alguien.

Algunas personas le pueden describir como perfección,

pero hasta el ser más perfecto se siente inseguro

porque tiene defectos.

Un vacío en su alma

y roto corazón,

pero un cuerpo lleno.

Verle reír

era acompañarle con una sonrisa,

en distancia.

Ver su sonrisa

era igual a sentir esa alegría,

aunque a veces era fingida.

Ojalá pudiera tomar el amor de todos

y unirlo a su corazón para sentir algo.

Hasta el cuerpo más perfecto

tiene una mente distorsionada.

Todos somos traumas de la infancia,

supongo que en la juventud o adolescencia nos enteramos.

Pequeños defectos

y nos defendemos como el monstruo que somos.

No le asusta la oscuridad por lo que mira,

le aterra el sentir y pensar.

Una mente demasiado violenta

y una voz sin usar.

Inseguridades escondidas

y le atrapan en cualquier momento.

Lágrimas por las mejillas

y nadie para abrazar.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page