top of page
Buscar

No nos hundimos ni nos ahogamos

Traté de acomodar mis palabras lo mejor que pude

aun sabiendo que rompería tu corazón

y mientras escribía me pregunté ¿para qué sirve la poesía?

Embellece la tragedia, pero no hace que duela menos un dolor.

Nadie hará declaraciones,

todos somos culpables,

confío en que lo haremos mejor la próxima vez

aunque no vayamos a ver.


Nos vendieron una tierra para marchitarnos,

jamás quise que se convirtiera en un campo de guerra,

ahora estás buscando tu alma

y aquel cuerpo que abrazaste

le estás lanzando una rosa

como si con su suavidad pudiera curar

lo de aquella bala.


Supongo que despertamos demasiado tarde

para nuestro amanecer,

volverá a salir el sol,

otros rayos te pintarán mejor.

Nos vendieron una tierra para marchitarnos,

no te deshojes preguntando si te quise,

hice lo mejor que pude,

lamento que nuestras expresiones sean diferentes

y a veces no hayan podido entenderse.


Jamás cultivé mi corazón,

solo lo enterré,

lamento que hayan existido más pasos alejándose

que latidos acercándonos.


Creíste que todo estaba bien

porque estuvimos flotando

cuando estábamos naufragando,

tal vez no nos ahogamos,

tal vez no nos hundimos,

pero ¿realmente crees que estamos bien?


Me habías dicho que tu corazón era irrompible

después de todas las experiencias que me contaste,

¿a quién le llamaste cuando te rompí el corazón?


¿De qué estaba hecho nuestro océano

si no nos ahogo ni nos hundió?

Tal vez su profundidad nos desconoció.


No nos hundimos

ni nos ahogamos,

pero ¿estamos a salvo?


Commentaires


bottom of page