Buscar

No sueltes mi mano

Dime que no soltarás mi mano

aunque todo se vaya al carajo.

Dime que no soltarás mi mano

aunque el cielo se derrumbe

y el infierno se eleve.

Dime que no soltarás mi mano

aunque no sepamos a que nos estamos aferrando.

Dime que no soltarás mi mano

aunque no sepamos a donde ir

o que hacer de nuestras vidas.

Dime que no soltarás mi mano

aunque mi piel esté llena de heridas,

mi cara esté pálida,

mis ojeras sean mal vistas

y mis ojos solo observen al vacío.

Dime que no soltarás mi mano

aunque el mundo parezca ir en contra de nosotros

y tengamos que separarnos.

Dime que seguirás conmigo

aunque yo deje de ser quien soy.

Dime que no soltarás mi mano,

porque tú eres mi apoyo.

Mis pies tiemblan,

pero tú me sigues equilibrando.

Dime que no soltarás mi mano,

porque el mundo no es seguro

y mi vida parece estar demasiado salvaje,

hay mucho caos y yo estoy enloqueciendo,

pero tu tacto es la sensación de mi tranquilidad.

Dime que no soltarás mi mano,

mantengámonos firmes,

por favor.

Dime que no soltarás mi mano,

no quiero que digas que tiempos buenos vendrán,

solo quédate en los malos

y haz que el dolor valga la pena.

No me digas que todo estará bien,

quédate en mi tristeza,

comprende mi sufrimiento

y apriétame fuerte.

Dime que no soltarás mi mano

y si lo haces,

que sea para sostenerme en tus brazos

con un abrazo.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle