Buscar

Noches de abril

Las noches de abril

me llenan de nostalgia,

no sé si es porque aún tienen pedazos de ti

o porque la última noche una estrella brillará solo para mí.


Las noches de abril

me llenan de nostalgia,

me quedo despierta en la madrugadas esperando que el sol ilumine a mi habitación,

porque no puedo sobrevivirle a la oscuridad sin sentir que no hay nada acá.

Estamos encerrados,

no hay lugar que me pueda salvar de los recuerdos.


Estamos encerrados,

las paredes se acercan más mí

para que lea lo que está escrito en ellas,

desearía que estuvieran en braille para poder sentir algo.


Mi madre dice que debería de dormir más,

lo que no sabe es que ya no tengo sueños,

tomaré esta madrugada para escribir, para recordar.


Las noches de abril

me llenan de nostalgia,

quisiera volverme a sentir así.


La luz de la pantalla era todo lo que me iluminaba,

pero si mi vista se arruinó fue por ver algo que no tenía que haber visto.


Las noches de abril

me llenan de nostalgia,

hay galletas en la mesa,

podemos compartirlas, si quieres,

porque ya sabes, nunca me termino nada,

y a la vez termino con todo.


Sabemos que esto ha sido superado,

pero siempre te recordaré en las noches de abril,

no haré que mi nostalgia me haga extrañarte,

porque es inexistente aquella versión de ti,

incluso de mí.

Sabemos que esto ha sido superado,

pero tomaré esta noche como recuerdo de todo lo que soltamos.


Dejamos esas noches atrás,

volví a ver la luz del día después de ti,

pero aún hay una sombra de ti en mí.

Sonrisas a media noche,

sentía una alegría completamente diferente.


Sonrisas a media noche,

reír a lo bajo para que nadie nos escuchara,

pero la luna conoció todos nuestros secretos,

perdimos su rastro al encontrar nuestros rostros.


Me viste brillar en medio de mi oscuridad,

¿alguna vez le pediste a una estrella por mí?


Recuerdo aquel día donde pusiste el flash de tu celular en mis ojos,

siempre te sorprendió el tono de oscuridad que llevaba en ellos

y a nadie le sorprendió como mis ojos brillaban cuando te miraban.


Después de ti

nunca volví a sentir mariposas en mí,

fue un amor de primavera atrapado en un otoño eterno.

Después de ti

no volví a sentir mariposas en mí,

pero no fuiste el último por quien sentí amor,

aquella vez sentí calma y fue mejor de lo que esperaba.

Las noches de abril vuelven cada año

solo para que nos demos cuenta que ya no estamos.


Las noches de abril volverán cada año

solo para agradezcamos el daño que evitamos.

Las noches de abril vuelven cada año,

pero nosotros no volveremos aunque el mundo se esté acabando

(y lo está haciendo).


Debería de odiarme por escribir esto,

pero no he estado inspirada en estos últimos días

así que tuve que viajar al pasado

para recuperar una parte de lo que perdí.

Viajé al pasado solo para rescatar aquella parte que no dañamos,

porque tuvimos algo bueno, aunque no éramos la mejor opción.


Debería de odiarme por escribir esto,

pero no siento nada,

por cierto, nunca te pude odiar,

incluso después de todo,

después de nada.

Este viaje al pasado no es para recuperarte,

es para notar como mi corazón ha cambiado,

aún puedo sentir los rasguños,

me aferré tanto a un corazón

que no solo sabía soltar a sus latidos.


Viajo al pasado solo para rescatar aquella parte que no dañamos,

yo no fui quien echo todo a perder,

ahora estoy tratando de ver que puedo ganar con los recuerdos,

solo será una poesía, mejor que nuestra historia.

Escribí más de ti cuando ya no estabas,

creo que solo fueron cuatro poesías,

nunca te las mostré,

de todas maneras, sabías lo que yo por ti sentía,

y eso es lo que importa,

fuiste especial para mí,

ahora eso ya no importa.

Escribí más de ti cuando ya no estabas,

he perdido las poesías que fueron en tu tiempo,

aún recuerdo ciertas frases y me he maldecido a veces por haber creído eso.

Nunca me gustaron las poesías de amor,

solo son ilusiones,

la realidad está cuando el amante ya no está

y puedes ver con claridad las marcas que dejó en el corazón.

Nunca me gustaron las poesías de amor

y créeme que tengo demasiadas, pero no fueron para ti

y eso me sorprendió hasta a mí.

Nunca me gustaron las poesías de amor,

siempre las creí falsas,

prometen lo eterno solo por un buen momento,

no saben nada, pero tratan de enseñarle al mundo como amar,

he sido patética por escribir sobre el amor, sí,

pero por lo menos nunca fueron sobre ti.


Escribir sobre el desamor es mejor,

sabes lo que paso, no hay mentiras en la expresión.


Escribir sobre aquel que fue amante es mejor,

sabes que tipo de persona es después de que todo terminó.

Nunca me gustaron las poesías de amor,

son una dulce mentira,

a veces tan empalagosas que me hacen odiar.


Escribí mas de ti cuando ya no estabas,

todo lo que puse sobre ti fue real,

pero rechazo la idea de que mi amor sincero

haya sido para alguien deshonesto.


Escribía más en Tumblr en aquel entonces,

borré las publicaciones que eran para ti

y luego me maldije,

creo que tengo alguna frase guardada por ahí,

pero en mis recuerdos aún está el como me sentí,

aunque eso no lo puedo traer de vuelta aquí.


Escribí más de ti después de ti,

tengo una lista de mis poesías

y la dedicatoria de sus letras,

no sé por que no me sorprende escribir tu nombre unas cuantas veces,

a los otros solo les pongo números,

pero contigo siempre fui bastante descarada así que no necesitan de uno.

En una de estas madrugadas encontré la nota que me escribiste,

me golpeé cuando leí “te quiero” solo para sentir algo,

pero no, nada.

Encontré la nota que me escribiste,

aquel “te quiero” con tu puño y letra,

jamás te pude conocer como la palma de mi mano,

pero tú me tenías atrapada entre tus dedos.

En una de estas madrugadas encontré la nota que me escribiste,

“hay cosas que no se olvidan,

tú por ejemplo”,

y por primera vez en mucho tiempo me pregunté si alguna vez has pensado en mí.


Ojalá lo hubiéramos hecho mejor,

pero deshacernos era parte del trato.

Encuentro nuestras chispas en las estrellas en las noches de abril,

pero prefiero perderme en la luna, tiene mejores recuerdos en ella.


Te desconocí al final,

tal vez siempre fuiste así,

nunca fuiste realmente sincero

y yo nunca fui demasiado abierta,

fue culpa de los dos,

pero yo era la única que esperaba algo de esto.

Las noches de abril

traen recuerdos de la vida que compartí,

aquello que vivimos…

La última noche de abril siempre será especial,

y créeme, no importa quien seas,

la última noche de abril está dedicada a mí.

Los abrazos el último día de abril

no son de consuelo, son de felicitación,

y brindo por mí.


Este último día de abril no recibiré ningún abrazo,

pero bailaré enfrente del espejo

mientras veo como la vida me ha cambiado

y lo único que se mantiene igual es mi apariencia,

aunque no lo que reflejo a través de ella.

Ninguna noche de abril me he preguntado por ti,

no es que me duela la respuesta,

creo que lo único que me interesa es saber donde quedo aquella parte de ti,

tal vez la perdimos como nuestras noches de abril.


Nos conocimos haciendo bromas sobre nuestros amigos,

no es como si esperara que no fuéramos dos estúpidos.

Nunca me gustó sentir mariposas

y fue todo lo que sentí contigo,

pero, ¿qué puedes esperar de un amor de primavera?


Me lastimaste con las espinas de las rosas,

pero, ¿qué puedes esperar de un amor de primavera?


Cuando todo se marchitó

nos arrancamos desde la raíz,

pero, ¿qué puedes esperar de un amor de primavera?


Con él sentí la calma

que nunca tuve contigo.

Jamás fuimos fan de los gustos musicales del otro,

así que bailar sin música era la mejor opción.

Espero que cuando escuches a Taylor Swift me recuerdes,

aunque yo ya haya olvidado las canciones que te dediqué.

Siempre odié nuestras escenas,

pero tú como todo actor pedías audiencia.

Son las 4:00 a.m.

está sonando Better man

de Little Big Town,

y pensé en ti,

no sé si fue por la hora o letra.

Creo que eres el Jake de mi vida,

realmente no espero que entiendas esta referencia,

creo que te empezaré a llamar así,

de todas maneras ya no hablamos y no importa como te diga,

aunque decirte imbécil no suena mal.


Recuerdo aquella vez cuando me pediste que te acompañara hablar con mi padre para pedirle permiso para algo,

yo te dije que estabas loco,

que no necesitaba de la aprobación de él o de nadie más porque yo solamente era mía,

estuvimos un rato entre tú no y mi sí,

estaba tan entretenida en nuestra conversación

que no me di cuando nuestras manos terminaron unidas,

hiciste que soltara todas las mariposas que trataba de retener,

al final yo gané la discusión,

de todas maneras luego nos perdimos,

solo fuimos nosotros, nunca nuestros y esa fue la mejor parte,

aun así dejamos un vacío.


Las noches de abril

me llenan de nostalgia.

Jamás eliminé nuestras fotos,

las dejé ahí esperando un día verlas sin sentir nada,

y así fue, los sentimientos se fueron sin necesidad de exigirme borrar nada de ti, los sentimientos solamente desaparecieron.

Viajé al pasado solo para rescatar aquella parte que no dañamos,

sabemos que esto ha sido superado,

pero tomaré esta noche como recuerdo de todo lo que soltamos,

las noches de abril están hechas de nostalgia,

deshice los demás sentimientos,

solo quedó la nostalgia así que trato de traer los recuerdos para que se sienta acompañada,

porque contigo nunca me sentí sola,

bueno, en aquellas noches de abril.


Noches de abril,

no sé quien recorrió más

si nosotros o la luna,

pero ella siempre seguirá,

nosotros solo fuimos efímeros,

solo le dimos vida a la primavera.

Noches de abril,

estoy abriendo mi corazón

para mostrarte un poco del amor que había en mí por ti.

Creo que realmente te quería,

luego aprendí a amar,

realmente ninguna de las dos cosas importa ahora.


Noches de abril,

ni siquiera sé cuando terminó,

¿Realmente empezó?

Aún recuerdo la primera canción que bailamos,

me sorprendió que me eligieras a mí,

aunque eso no ocurrió en abril, pero igual fue una noche especial.

No valoré lo suficiente las mariposas revoloteando en mi estómago

o mi corazón saltando tratando de salir de mi pecho,

luego tuve que hacerlo, era preferible estar en guerra con mis sentimientos y cuerpo

en vez de que el cuchillo estuviera clavado en mi espalda,

dejándome heridas en medio de caricias.

Hubiese corrido a través del fuego por ti,

me dejaste en medio de la nada,

obviamente iba a salir de ahí.


No me siento patética al escribir esto por ti,

pero me sentiré patética cuando descubran que es para ti.


Ya he escrito de ti antes,

dejando más pistas,

pero es una noche de abril,

estoy siendo más sincera.

Siento que está poesía grita tu nombre

y no hay latido que trate de sonar más fuerte para callarlo,

ya no queda nada,

después de todo.

Estaba loca por ti,

eres el único que podrá decir esto,

pero no sonrías,

eso me haría recordar la razón de mi locura.

Oh Jake,

no es como si me arrepintiera,

aprendí mucho de mí durante y después de ti.

No es como si hubieses roto mi corazón,

ya estaba deshecho, solo lo rasguñaste,

no lo arreglaste, no te correspondía hacerlo.

Mis inseguridades no fueron las que nos robaron la oportunidades,

yo no fui la causante de nuestro desastre.

Por primera vez y última vez,

mis inseguridades no arruinaron lo que era o podía ser.

Me siento patética al admitir esto,

hablaré con mi psicoterapeuta después de esto,

mi mayor miedo no es que me rompan el corazón,

aunque mi indiferencia haga creer esto al “evitar” el dolor,

por eso no tuve miedo de arriesgarme

y a la vez sabía que yo no rompería tu corazón…

Mi mayor miedo es sentirme amada,

porque siento que no merezco ese sentimiento,

de alguna manera, sabía que al final los sentimientos no iban a ser sinceros.

Y no debería, pero estoy con una gran sonrisa al saber que yo no fui quien lo arruinó,

no sé por que decidí quedarme con lo bueno de ti, lo bueno que fue,

pero no creas que no aprendí de lo malo que hiciste, lo que deshiciste,

solo que eso queda como una marca para mí,

ninguna tinta podría igualarlo.

Cuando hablábamos de nuestros viejo amores

aprendí algo, no sobre como los sentimientos son efímeros,

sino que tú no soportabas que tu corazón no estuviera ocupado.

No rompiste mi corazón,

pero debo preguntar esto a pesar de no tener ninguna respuesta:

¿alguna vez realmente entré a tu corazón?

Es una noche de abril, sabes que puedes decir lo que quieras y todo se sentirá más real.

 

La primer poesía que escribí el mes pasado se llama "Marzo" porque siempre he sido original con mis títulos (esto es sarcasmo), y me pareció que sería lindo escribir una poesía que tratara sobre abril, algún abril, estos días he estado con cierto bloqueo que no me ha permitido estar inspirada así que, como lo dije, viajé al pasado para traer ciertos momentos y escribir esto.

 

Dejare acá la canción de la que hice mención, la cual escribió Taylor Swift hace varios años y hoy por fin escuche con atención y la amé.


I know I’m probably better off on my own than lovin' a man who didn’t know what he had when he had it/ I just wish I could forget when it was magic I wish it wasn't four am, standing in the mirror / Sometimes, in the middle of the night, I can feel you again (...) and I just wish you were a better man / I know I’m probably better off all alone than needing a man who could change his mind at any given minute / I wish you were a better man I wonder what we would’ve become If you were a better man We might still be in love / If you were a better man you would’ve been the one If you were a better man.


 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com


1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa