top of page
Buscar

Noviembre

Si noviembre transcurre sin ti

¿a dónde iré?

Tu ausencia se acumula

y se canjea con fantasmas,

todo es demasiado

¿hay algo en tu nada?


He estado bailando con tu fantasma

y el viento se sintió como un frío beso

que golpea el recuerdo,

aquel que no tocas,

pero me atraviesa

y he dejado de sentir

por el vacío de por medio.


Solo quiero saber

¿entre la ausencia

he estado presente en tu mente?

¿le preguntas a tu latir

por mi sentir?

Entre telarañas voy,

pero me quiero salir de todo este enredo.


He estado bailando con tu fantasma,

pero no sé cuánto más

pueda ahuyentar a mis demonios,

hay una guerra entre la brisa y la chispa,

tal vez todo es un llanto en una habitación oscura.


La frialdad del otoño

me hace sentir a quien ya se fue

y me gustaría saber si estarás aquí en la próxima estación

¿cuál fue nuestro destino:

hemos llegado o solo nos fuimos?


Toqué las hojas de otoño

y se deshicieron en mis manos,

me rompe el no poder sostenerte,

con tanto poder de destrucción

hemos dejado de creer en la magia que puede arreglar.

Dibujé tu silueta

entre tu ausencia,

le puse ramas

y olvidé las hojas

para decorarla.

Hojas caídas,

levántame la ilusión.

Hojas doradas,

mi corazón sonríe,

pero luego son hojas muertas

y ninguna lágrima

podrá regar lo que ya se marchitó,

tal vez solo fui yo.


Pude utilizar este otoño

para arrancarte desde la raíz,

pero preferí quedarme esperándote

mientras todo se fue marchitando,

también lo hice yo.


¿El amor tembló

que todas las hojas derrumbó?

Tu recuerdo me sacude

y me inquieta no saber si habrá otro momento.


Nací en alguna primavera,

ojalá muera en algún otoño

para ser arrumbada en un olvido,

pero recuérdame hoy,

persígueme en sueños

para que mañana la vida nos alcance.


Noviembre es tan desgarrador

cuando no puedo sostenerte.

Noviembre es tan frío

y este vacío no me cubre.

Nada es inmortal,

pero jamás deseé que fueras tan efímero,

supongo que otoño te contagió

y no hay nada que se pueda salvar.

El viento otoñal

me sacude los recuerdos

y no sabe donde poner mis sentimientos.

Hojas crujientes,

mi corazón también se rompe

y tal vez debo pasar de página,

pero esta historia debió vivirse un poco más,

así que me quedaré aquí

por si decides volver.


¿El viento te susurra mi nombre

o el viento provocó el olvido?

Estoy enfermándome por tu frialdad.

Brisa otoñal,

esta nostalgia te llama

y si no respondes

crecen las llamas

donde me ahogo,

debería quemarte también este fuego,

pero se apaga para no dañarte.


Tu café se está enfriando,

rompe tu taza,

que beber sin ti

me tiene sedienta

y solo trago el vidrio

para saborear mi sangre.

Entre tus derrumbes,

me quedaría en tu otoño

todo lo que pudieras soportar de mí,

pero solo sabes dejar ir.

El estar sola jamás me aterro,

pero el estar sin ti me paraliza.


El otoño melancólico

toma más de mí

porque tú no estás aquí.

El otoño herido

pintó el paisaje

y las luces

me tienen apagada.


El caos de las hojas,

hay un desastre en mi tierra

desde que no floreces acá.

Entre mis miedos

eres lo que no quería perder

y entre mi poesía

seguirás siendo una musa

por un rato más

mientras supero lo efímero,

aunque soportaría lo eterno.

Tal vez en otoño no necesitamos de nadie

mientras todo lo que teníamos se convierte en nada,

pero tal vez en invierno necesitamos abrigar nuestra desnudes

y solo hay un cuerpo que me hace sentir la piel.

Mis manos están congeladas

¿es por eso que no vas a tomarlas?


Ojos cafés,

tu paisaje otoñal

y temo que la brisa

sea de mis lágrimas.


No sé si las hojas de otoño

sea el camino que tengo que recorrer

para llegar a ti

o es el significado de lo que acabó,

entre todo lo que cae

¿qué sostendremos?


Lo recuerdo demasiado bien,

tanto que la hoja donde debería estar la fotografía

me corta,

estuve allí,

pero no sé si volveré a ser así.

 

Ayer escribí esta poesía y cuando la terminé me di cuenta que tenía un aire (otoñal) con All Too Well, así que hoy agregué desde “lo recuerdo demasiado bien” y dejé en cursiva ciertas palabras que la canción también dice. No puedo esperar el otro viernes para que salga la versión extendida de esta canción.

*





Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page