top of page
Buscar

Nuestros corazones

Nuestros corazones viven en otro espacio,

tú rompes al mío

y yo no encajo con el tuyo.


Nuestros corazones tienen otro ritmo,

el mío se acelera con tan solo verte,

el tuyo va tan lento

que dudo que lo haga sentir algo.

Nuestros corazones están en llamas,

tú iniciaste el fuego,

habrá más cenizas

que lo que alguna vez fueron chispas de amor.


Nuestros corazones están a destiempo,

tú nunca llegaste a amarme,

mientras yo esperaba nuestra eternidad.


A nuestro amor le faltaba cuerda,

yo enloquecía por sentir un latido tuyo.

Nuestros corazones estaban perdidos,

tú nunca buscaste mi amor

y yo nunca te encontré amándome.

Nuestros corazones jamás pudieron ser uno,

siempre fueron dos tambores sin ritmo.

Nuestros corazones no rimaban,

ni un verso se les acercaba.

Nuestros corazones eran espejos rotos,

un desperdicio de otra dimensión,

jamás te pude ver claramente,

jamás pude reflejarme en ti.

Nuestros corazones descansaban juntos,

pero estaban cansados, tal vez el uno del otro.

Nuestros corazones dormían juntos,

pero el amor fue un sueño que jamás vivimos.


Nuestros corazones jamás conectaron,

solo latían,

nuestros corazones eran los motores

que nos hacían robots.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comentários


bottom of page